ŠKODA 1203: HOMENAJE A LA PRACTICIDAD
ŠKODA 1203: HOMENAJE A LA PRACTICIDAD

¿Cómo serían hoy en día los coches clásicos de la legendaria familia ŠKODA, con más 125 años de historia, si se materializasen en los bocetos de los diseñadores contemporáneos? Nos adentramos en su imaginario y descubrimos qué es lo que les inspira.

Cinco jóvenes diseñadores de ŠKODA nos ofrecen su particular visión del futuro partiendo de cinco vehículos que han marcado la historia de Mladá Boleslav. En esta última entrega, el vehículo elegido es un modelo poco conocido fuera de su país, pero muy presente en el recuerdo de los checos y eslovacos: el ŠKODA 1203 de 1968. Este polivalente vehículo es el único modelo de furgoneta producido en la antigua Checoslovaquia y, como tal, jugó un rol importante en las vidas de sus habitantes. A lo largo de sus más de 30 años en producción, hizo de ambulancia, minibús, furgoneta, camión e incluso de coche fúnebre. El utilitario, que montaba un motor OHV de 38 kW y del que se fabricaron más de 70.000 unidades, se produjo en Vrchlabí hasta 1981, tras lo que la producción se movió a Trnava, Eslovaquia, donde siguió fabricándose hasta bien entrados los años 90. La reinterpretación moderna de un vehículo con tanta historia corre a cargo de Daniel Hájek, un joven diseñador checo que ha querido modernizarlo no solo en términos de diseño, sino también de concepto. Su visión del 1203 es la de una furgoneta camper que rinde un sentido homenaje a su antecesor y encarna, a la vez, los modernos valores de marca de ŠKODA.

Nadie mejor para trabajar en la reinterpretación de este clásico. El 1203 es un vehículo familiar para muchos checos, y doblemente familiar en el caso de Daniel: “Tenemos una versión en el jardín de casa de mis abuelos”, dice, mientras recuerda tiempos pasados. “Ahora ya funciona, pero fue prácticamente mi primer coche. Lo usábamos en la granja, y cuando tenía quince años me dejaban encender el motor de vez en cuando, y conducirlo por el campo”. Y mientras hace memoria, queda claro que Daniel no escogió el legendario utilitario de ŠKODA por accidente.

Con todo, no fue una decisión inspirada únicamente por la nostalgia. “No son solo mis experiencias. Sinceramente, pienso que un vehículo de estas características sería fantástico para la marca ŠKODA”. A su parecer, el 1203 encarna perfectamente los valores de la marca: funcionalidad, una gran cantidad de espacio interior y numerosas soluciones Simply Clever, y la versión moderna no hace excepción a la regla: el “nuevo” 1203 es una camper moderna con techo elevable. “Este tipo de coche está ganando en popularidad hoy en día, por lo que al final me decidí por este diseño. Inicialmente, mi idea era diseñar un vehículo de acompañamiento del pelotón para el Tour de Francia”, dice Daniel, refiriéndose al bien conocido compromiso de ŠKODA con el mundo del ciclismo.

Daniel ha intentado trasladar el diseño de la furgoneta al siglo XXI. “Quería que quedase claro cuál es el origen del diseño conceptual, pero tampoco quería nada que fuera excesivamente retro. Quería un diseño más puro y atemporal. Creo que he esbozado un vehículo moderno que rinde homenaje a una leyenda”, dice, explicando su filosofía de diseño. Esta se ha traducido en el aspecto exterior de su 1203, que cuenta, como el modelo original, con un “doble pico”, que es como el diseñador describe los bordes prominentes del techo y de la parrilla del radiador, aunque estos tienen líneas más nítidas que los acabados redondeados del 1203 clásico. Asimismo, Daniel ha sustituido las líneas perimetrales horizontales del 1203 con la “línea tornado” común en los actuales coches ŠKODA, y ha equipado su creación con grupos ópticos de vanguardia. “Me pensé mucho la mejor forma de hacer referencia a los faros redondos del original evitando que fueran demasiado retro. Por este motivo, los faros insinúan alguna curva, pero, por lo demás, ofrecen un diseño nuevo y atrevido.

La parte trasera del vehículo fue el aspecto más complejo del trabajo de Daniel. “El 1203 original es relativamente estrecho. Los coches modernos son mucho más amplios, y, además, estaba buscando una forma de hacer referencia a los faros originales del 1203, que eran los mismos que montaba el 1000 MB”, explica. Por esta razón, la furgoneta ha sido visualmente ampliada por las líneas horizontales. Los laterales inclinados y el techo relativamente estrecho rinden homenaje al marco esbelto del vehículo de 1968.

En su versión, el 1203 moderno se levanta sobre la plataforma del Transporter, que también usa actualmente el Grupo Volkswagen. Pero también podría plantearse como vehículo eléctrico. “Una versión eléctrica permitiría un uso aún mejor del espacio”, dice. El interior está dominado por un salpicadero minimalista con una distintiva articulación horizontal, así como un volante horizontal de dos radios. La estantería en forma de alerón invertido, situada en la parte inferior del salpicadero, es un guiño al histórico 1203. La estantería cuenta con espacio de almacenamiento y, curiosamente, es retráctil. “Una estantería deslizante podría ser un engorro en un coche normal, pero en una furgoneta es algo muy práctico”.

En cuanto a infoentretenimiento, a primera vista puede parecer que Daniel no ha sabido aprovechar sus habilidades especiales. Como diseñador de interfaces, su trabajo se centra en la apariencia y funcionamiento de los sistemas de infoentretenimiento, pero su 1203 no tiene ninguno. “La idea es que el conductor utilice su propio dispositivo, como un smartphone o una tablet, para acceder a la información”, dice el diseñador checo, añadiendo que, por supuesto, podría diseñar una app especial para estos dispositivos que permita controlar las funciones del vehículo. El salpicadero solo tiene una pequeña pantalla de información situada detrás del volante, junto a las salidas de ventilación. Del lado del acompañante, la pantalla ha sido reemplazada por una placa con el nombre del modelo.

Daniel esbozó el 1203 con un bolígrafo y lo acabó en el ordenador. “Es mi forma favorita de trabajar. Es más, me gusta tener siempre un bolígrafo a mano. Su uso no deja margen para el error y su punta fina deja una línea bastante característica, por lo que mis bocetos son siempre un poco distintos: menos dinámicos, y más ilustrativos”, explica.

Buscador de noticias