ŠKODA SPORT (1949): EL CORREDOR DE LARGAS DISTANCIAS DEL OTRO LADO DEL TELÓN DE ACERO
ŠKODA SPORT (1949): EL CORREDOR DE LARGAS DISTANCIAS DEL OTRO LADO DEL TELON DE ACERO

› El ŠKODA Sport participó en las 24 horas de Le Mans en 1950, y fue el último coche checo que compitió allí
› El vehículo aguantó el tipo de forma impresionante frente a la competencia, antes de retirarse tras 13 horas de carrera debido a un fallo técnico menor
› El ŠKODA 1101 “Tudor” presentado en 1946 se utilizó como base técnica

Mladá Boleslav, 9 de julio de 2021 – Entre todos los modelos deportivos y vehículos especiales de la historia de ŠKODA, el ŠKODA Sport disfruta de una posición única – a día de hoy, es el último coche checo en haber participado con un equipo checo en las famosas 24 Horas de Le Mans.

Además de toda la selección de imágenes que acompañan esta nota de prensa, en ŠKODA Storyboard puede encontrar una amplia colección de artículos y reportajes sobre diversas temáticas de los 120 años de ŠKODA Motorsport.

Con motivo del 120 aniversario de su participación en la competición, ŠKODA presentará este año dieciocho vehículos de competición con los que el fabricante ha celebrado grandes éxitos en circuitos nacionales e internacionales.

En los 1950s, la competición no parecía tener mucho futuro en Checoslovaquia, siendo las motocicletas el medio de transporte más popular. Sin embargo, las primeras carreras internacionales se estaban celebrando en esa época. En 1949, por ejemplo, se volvieron a celebrar las 24 horas de Le Mans por primera vez tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, y un año más tarde se lanzó  la recientemente creada Fórmula 1.

ŠKODA Sport basado en el ŠKODA 1101 ‘Tudor’

Checoslovaquia también quería enfrentarse a la competencia internacional con un vehículo fabricado localmente, para poner a prueba la durabilidad de las piezas producidas y promocionar los vehículos ŠKODA en el exterior. Por lo tanto, se tomó la decisión de construir el ŠKODA Sport, una versión deportiva del ŠKODA 1101 “Tudor” presentado en 1946. El coche de carreras tenía el chasis con peso optimizado del ŠKODA 1101. Debido al bajo peso del vehículo, el propulsor se reubicó, y el tubo central se acortó en 400 mm, mientras que la horquilla del marco se alargó por delante. Lo diseñadores también ajustaron la posición de la dirección y de los pedales. El coche se equipó con una nueva carrocería baja hecha a mano con láminas de aluminio. El depósito de combustible se situó detrás de los dos asientos y el carburante se suministraba con una bomba eléctrica. El ŠKODA Sport se construyó principalmente con piezas de serie del “Tudor”, incluyendo el sistema eléctrico de a bordo de 12 voltios de la compañía PAL y los neumáticos Barum. Se construyeron dos coches pintados de azul con motores de 1,1 litros. Uno de estos coches de carreras tenía que competir en la categoría de hasta 1.500 cm³ y entregaba 56 CV de potencia con un turbocompresor Roots adicional, mientras que el coche orientado a la categoría de hasta 1100 cm³ tenía una potencia de 42 CV sin turbocompresor.

De Brno a Le Mans

Ambos coches compitieron por primera vez el 25 de septiembre de 1949 en el Prix de la Ciudad de Brno, el último Grand Prix Checoslovaco para monoplazas. Jaroslav Netušil pilotó hasta la victoria en la categoría de hasta 1100 cm³ el coche sin turbocompresor, mientras que Václav Bobek llegó segundo en la categoría de hasta 1.500 cm³ en el ŠKODA Sport con turbocompresor.

Para la competición en Le Mans, se decidió usar el vehículo sin turbocompresor y optimizar todavía más el ŠKODA Sport. De acuerdo con las normativas francesas y la experiencia acumulada hasta entonces, la distancia entre ejes se amplió en 180 mm y se equiparon dos faros adicionales a ambos lados de la parrilla del radiador. El coche, ahora pintado de los colores nacionales, también se equipó con un parabrisas delante del asiento del conductor y con neumáticos Michelin para su carrera en la Sarthe. Con un depósito lleno de carburante y recambios, que eran los únicos permitidos para las reparaciones esenciales durante la carrera, el coche pesaba tan sólo 700 kilogramos. Debajo del capó había un motor de cuatro cilindros refrigerado por agua de probada eficacia que, con 1.089 cm³ de cilindrada, entregaba 50 CV (37 kW) a 5.200 rpm gracias a un ratio de compresión de 8.6:1, un carburador Solex 40 UAIP y otras modificaciones técnicas. Con el carburante de carreras habitual de la época – una mezcla de gasolina, etanol y acetona – el ŠKODA Sport alcanzaba una velocidad punta de 140 km/h con un consumo de tan solo 12 litros por cada 100 km. Con un depósito lleno, era posible conducir durante cuatro horas sin parar – una clara ventaja para Václav Bobek y Jaroslav Netušil, que fueron capaces de cubrir mayores distancias que sus competidores antes de tener que parar a repostar.

ŠKODA Sport en las 24 Horas de Le Mans (1950)

La carrera empezó el 24 de junio de 1950 a las 16:00, con el clásico inicio de Le Mans: los coches alineados a un lado de la pista, y los pilotos en el otro. Con el pistoletazo de salida, corrieron hacia sus coches de carreras y saltaron tras el volante. Los organizadores permitieron la participación de 60 de los 112 candidatos interesados. Václav Bobek y Jaroslav Netušil aguantaron el tipo frente a la competencia durante mucho tiempo, y pronto se situaron en una posición prometedora. Trece horas tras el inicio de la carrera, sin embargo, su coche perdió potencia en la vuelta número 121, lo cual forzó la retirada del equipo. La causa fue la rotura de un perno fusible del pistón – un fallo técnico menor. Sin embargo, solo podían reparar el coche con las piezas de recambio que llevaban, y no disponían de pernos fusibles a bordo.

Hasta su retirada, Václav Bobek y Jaroslav Netušil habían luchado hasta alcanzar una segunda posición en la categoría de hasta 1100 cm³, con una velocidad media de 126 km/h. Su quinta posición en la clasificación especial por coeficiente de potencia, que en esa época era habitual, también fue impresionante. Con esta sobresaliente actuación, el hecho de que ninguno de sus rivales en la categoría de hasta 1100 cm³ acabara la carrera fue una pequeña consolación.

Por motivos políticos, ŠKODA no volvió a inscribir ningún vehículo en la carrera de Le Mans. Aunque el ŠKODA Sport no volvió a la Sarthe, participó con éxito en otras 80 carreras de Europa Central y Oriental a lo largo de los siguientes doce años, en las que competían equipos de otros países del Bloque del Este.

Con el tiempo, el ŠKODA Sport se equipó con motores cada vez más potentes, como la versión con carburador de 120 CV y el motor con dos turbocompresores que generaba 190 CV. Tras algunas modificaciones aerodinámicas, el coche de Le Mans batió el récord checoslovaco de velocidad en la categoría de hasta 1100 cm³ en 1953, con 160,1 km/h. Tras retirarse del equipo de carreras de ŠKODA, los coches especiales llegaron a manos de pilotos privados, que compitieron con ellos hasta 1963.

En 2020, el plenamente restaurado ŠKODA Sport tenía que haber participado en la carrera conmemorativa Le Mans Classic, para marcar el 70 aniversario de su comparecencia en la Sarthe, pero los organizadores se vieron obligados a cancelar el evento debido a la pandemia de COVID-19.

Buscador de noticias