ŠKODA: UNA TRADICIÓN DE SOLUCIONES “SIMPLY CLEVER“
ŠKODA: UNA TRADICION DE SOLUCIONES ?SIMPLY CLEVER?

› Las soluciones “Simply Clever” de ŠKODA gozan de una larga historia que se remonta a la década de 1920
› Detalles sorprendentemente sencillos facilitan la vida de los conductores
› Hasta la fecha, ŠKODA ha implementado más de 60 soluciones “Simply Clever”

La tecnología innovadora y la inventiva han sido los sellos distintivos de los automóviles ŠKODA desde sus orígenes. Su desarrollo siempre se ha centrado en las necesidades del conductor. Incluso durante sus primeros años, la marca implementó soluciones que se consideraron ingeniosas y sorprendentes. Esta tendencia no ha cambiado a lo largo de las décadas, pero el concepto se ha perfeccionado y el término "Simply Clever" se asocia ahora fuertemente a la identidad de la marca. Hasta la fecha, ŠKODA ha implementado más de 60 de estas características “Simply Clever” que convierten la vida del conductor en mucho más agradable.

Martin Soukup, Director de Planificación Estratégica de Productos en ŠKODA AUTO, explica: “Las funciones “Simply Clever” son importantes para nuestros clientes, por eso las seleccionamos de acuerdo con criterios muy especiales. Los clientes necesitan estas soluciones y éstas deben aportar un valor real para los conductores de los vehículos ŠKODA. Al mismo tiempo, también deben ser fáciles de usar, funcionar de manera fiable, resistir las pruebas de esfuerzos y cumplir con nuestros elevados estándares de seguridad”. 

 

Las características “Simply Clever” han sido un sello distintivo de los modelos de ŠKODA desde 2001. El concepto “Simply Clever” se remonta a la primera generación de la gama SUPERB, presentada en 2001 y que incluía un paraguas, estándar u opcional. El siguiente paso se produjo cuando el prototipo del ROOMSTER se presentó en el IAA en Frankfurt de 2003. Soluciones inteligentes como los asientos traseros deslizantes o los asientos delanteros giratorios fueron particularmente bien recibidos. La entusiasta respuesta a estas ideas poco convencionales, pero a la vez prácticas, alentó a ŠKODA a desarrollar cada vez más nuevas soluciones inteligentes.

Hasta la fecha, ŠKODA ha implementado más de 60 funciones “Simply Clever” que facilitan la vida de los conductores. El ingenio continúa siendo el motor que alimenta los diseños de los ingenieros. A menudo, son los pequeños detalles los que resultan increíblemente útiles y prácticos para la vida cotidiana: el paraguas en la puerta del conductor, el rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible, que ahora incluye un medidor de profundidad de la banda de rodadura del neumático, y un espacio para guardar tickets en el montante A se han convertido en auténticos clásicos de los vehículos ŠKODA.

El KAMIQ, por ejemplo, presenta una idea ingeniosa: se trata del primer modelo en su gama que está disponible con una protección automática situada en el canto de la puerta, que protege al automóvil y los vehículos estacionados a sus lados de posibles abolladuras y rasguños a la hora de abrir las puertas. El estante multifuncional situado bajo la cubierta del maletero también resulta muy útil. Es el lugar perfecto para secar un paraguas y permite que la ropa u otros artículos se almacenen cuidadosamente por separado.

ŠKODA también proporciona soluciones inteligentes a los conductores de sus vehículos cuando se trata de conectividad. Los smartphones y tabletas se pueden conectar al vehículo de forma inalámbrica o mediante modernas tomas USB-C, desde todos los asientos. Una solución especialmente pensada es el receptáculo multimedia en el cuadro de mandos central, un espacio útil para depositar smartphones, tickets de aparcamiento, monedas o llaves. La papelera, situada en el borde de la puerta, también resulta extremadamente útil. Esta solución inteligente garantiza que el interior del vehículo permanezca en todo momento limpio y ordenado. 

El maletero también se puede mantener fácilmente ordenado gracias al compartimento situado bajo el falso fondo del maletero que permite que aquellos artículos u objetos más pequeños o que no se necesitan constantemente, se puedan guardar fuera de la vista. Otros ejemplos recientes de características típicamente “Simply Clever” incluyen compartimentos de almacenamiento para chalecos reflectantes, un cordón elástico en el borde de la puerta para sujetar objetos, un tarjetero en el Jumbo Box ola linterna LED extraíble colocada en el maletero.

Práctico y fácil de usar

Todos estos ejemplos reflejan la filosofía de ŠKODA según la cual cada solución “Simply Clever” debe ser práctica y fácil de usar. En otras palabras, deben ser características funcionales que faciliten la vida y que, a la vez, resulten simples y asequibles. La atención de la marca siempre se centra en el conductor y en sus necesidades. Muchas soluciones pueden parecer sorprendentemente simples, pero el viaje desde la idea inicial hasta el producto final puede ser largo y, a veces, arduo. Después de todo, cada solución debe pasar numerosas pruebas de resistencia y esfuerzo para garantizar que funcionen de manera fiable y segura durante toda la vida útil del automóvil. Y el embudo integrado en la tapa del depósito del limpiaparabrisas no es una excepción. Esta innovadora característica ha impresionado hasta tal punto que ŠKODA está ahora equipando a todos sus vehículos con esta solución inteligente y ofreciéndola como ŠKODA recambio originalpara la actualización de vehículos.

A la cuarta va la vencida

Martina Tomanová, del área de Planificación Estratégica de Productos de ŠKODA AUTO, explica cómo, partiendo de una idea inicial, ésta se transformó en una solución inteligente: “Muchos conductores lo habían experimentado y tampoco era algo desconocido para nosotros: al rellenar el depósito del limpiaparabrisas, parte del líquido se derramaba y goteaba atravesando el compartimento del motor hasta el suelo. Esto se debe a que las botellas de anticongelante y de lavado de parabrisas o bien tienen un cuello muy ancho o la entrada del contenedor del vehículo está demasiado baja. Discutimos numerosas opciones y examinamos varias variantes técnicas para resolver el problema, antes de llegar a la solución óptima. El resultado, ahora, es bien conocido: un innovador tapón que se convierte instantáneamente en un embudo, lo que hace que sea más fácil rellenar el tanque del limpiaparabrisas”.

Las soluciones “Simply Clever” se remontan a la década de 1920

En 1925 se lanzó el modelo ŠKODA 110: un automóvil que atesoraba todo el ingenio que, ya en aquel entonces, definía la marca. Esto quedaba patente en el uso, por parte del fabricante, de un chasis tubular con una distancia entre ejes de 2.950 mm, disponible para los clientes en cuatro versiones, con un cuerpo en forma cerrada y una versión descapotable. Además de éstos, ŠKODA también fabricó un faetón que incluía hasta tres filas de asientos, cuya fila central se podía plegar para proporcionar a los pasajeros de atrás más espacio para estirar las piernas. Además, el parabrisas podía plegarse hacia adelante para permitir el paso de la brisa fresca en los días calurosos. Tampoco había necesidad de vaciar el maletero para coger la rueda de repuesto en caso de pinchazo, porque se montaron dos ruedas de repuesto en la parte delantera, una a cada lado del capó. Con un piso de carga de 1.750 × 1.580 mm y 400 mm de profundidad, así como una carga útil de 500 kg, la versión del vehículo comercial de dos plazas fue todavía más práctica ya que podía transformarse rápidamente en un cuatro plazas, por lo que también resultaba perfecto para las salidas familiares de fin de semana.

ŠKODA introdujo el POPULAR en 1934. Este vehículo contaba con un marco tubular central y una disposición de transmisión (motor montado en la parte delantera, caja de cambios en la parte trasera) para dar más espacio para las piernas al conductor y al pasajero delantero. Habiéndolo desarrollado originalmente para la policía y para los trabajadores de las aduanas, el fabricante pronto también ofrecería el POPULAR con un equipamiento especial de invierno. Los esquís removibles, situados bajo las ruedas delanteras, y las cadenas para nieve, situadas en el eje trasero motorizado, aseguraron que el automóvil se mantuviera firme en carretera.

  

Entrevista sobre soluciones “Simply Clever” con Martin Soukup, Director de Planificación Estratégica de Productos en ŠKODA AUTO:

 

Sr. Soukup, ¿de dónde provienen todas las ideas que llevan a las soluciones “Simply Clever” de ŠKODA?

Martin Soukup: Analizamos meticulosamente las encuestas de satisfacción respondidas por nuestros clientes, tanto los que tenemos como los potenciales. Esto nos permite descubrir qué características serían útiles para ellos. Después, equipos individuales de expertos “experimentan” con cada concepto “Simply Clever” y aportan sugerencias específicas sobre cómo facilitarle todavía más la vida al conductor. Muchas sugerencias también vienen directamente de nuestros trabajadores. Después de todo, casi todos conducimos automóviles y buscamos soluciones que hagan que conducir sea más cómodo y conveniente para todos.

 

¿Qué ocurre con todas las ideas y sugerencias que recibe?

Soukup: Comenzamos por verificar si las ideas están en línea con los valores de nuestra marca. Esto significa que cada sugerencia debe abordar necesidades específicas del cliente. Es decir, que cada solución propuesta sea realmente beneficiosa para el conductor y para los pasajeros, con un propósito útil. Finalmente, cada nueva solución debe ser fácil de usar y funcionar de manera fiable. Antes de que una idea “Simply Clever” entre en producción, debe someterse a numerosas pruebas de resistencia y esfuerzo. Si, después de todo el proceso, también cumple con nuestros elevados estándares de seguridad, no hay ya nada que impida su implementación en nuestra producción.

 

¿Cuánto tiempo lleva todo este proceso y cuántos miembros del personal participan en la implementación?

Soukup: Eso varía. Se asignará un equipo u otro a un proyecto en función de si, por ejemplo, es una solución para la comodidad o el confort en el interior del vehículo, o una solución relacionada con un detalle debajo del capó. En cualquier caso, trabajamos junto con compañeros del centro de innovación y de otros departamentos técnicos que evalúan las características propuestas, con la intención de introducirlas potencialmente en la producción en serie. Finalmente, las soluciones “Simply Clever” se someten a rigurosas pruebas de resistencia y esfuerzo. Esto puede tomar desde unas pocas semanas hasta varios meses. Nuestro objetivo es continuar generando soluciones novedosas e inteligentes y, por lo tanto, permitir que el espíritu pionero de nuestros fundadores se mantenga con vida.

 

Buscador de noticias
Enviar por correo electrónico
Introduce los datos necesarios para enviar la noticia "ŠKODA: UNA TRADICIÓN DE SOLUCIONES “SIMPLY CLEVER“"
(*) Los campos con asterisco son obligatorios
Envíalo a varias personas separando los correos mediante comas