LOS ICONOS DE ŠKODA SE REINVENTAN
EL VOITURETTE A SE CONVIERTE EN UN CARRUAJE AUTÓNOMO
EL VOITURETTE A SE CONVIERTE EN UN CARRUAJE AUTONOMO

¿Cómo serían hoy en día los coches clásicos de la legendaria familia ŠKODA, con más 125 años de historia, si se materializasen en los bocetos de los diseñadores contemporáneos? Nos adentramos en su imaginario y descubrimos qué es lo que les inspira.

Cinco jóvenes diseñadores de ŠKODA nos ofrecen su particular visión del futuro partiendo de cinco vehículos que han marcado la historia de Mladá Boleslav. En este caso, la diseñadora china Yuhan Zhang nos presenta su reinterpretación del coche con el que empezó todo: el legendario VOITURETTE A. El primer automóvil producido por Laurin & Klement, del que se fabricaron 44 unidades a partir de 1905, se convierte ahora en un carruaje futurista con conducción autónoma, pensado para llevar a cabo rutas turísticas e inspirado en la belleza de Praga.

El innovador VOITURETTE A que ha salido de los bocetos de Yuhan Zhang tiene mucho en común con el vehículo original pero, al mismo tiempo, entre los dos modelos hay todo un mundo. “Este coche es impresionante, muy sencillo, cómodo y dotado de numerosos detalles estéticos y artísticos que lo separan del resto. A la hora de reinterpretar un modelo tan icónico como éste, quise conservar el espíritu original del coche. Tiene una forma muy característica, con un capó muy pronunciado, una banqueta situada en una posición elevada y un habitáculo minimalista”, dice Yuhan. Su versión del VOITURETTE A ha sido ligeramente rebajada y alargada, pero por lo demás se ha mantenido sorprendentemente fiel al original. El cambio más visible, sin embargo, es el color de la carrocería, que ha pasado del rojo del modelo que actualmente se expone en el Museo de ŠKODA al azul. “El azul es el color del futuro y un símbolo de la sostenibilidad”, explica. La carrocería en sí se ha modificado ligeramente, ahora con líneas más redondeadas y suaves, que transmiten una sensación acogedora. La idea de convertir la parrilla del radiador y las llantas en pantallas LED también es futurista. Aun así, muchos de los elementos dorados que le dan al histórico coche su aspecto elegante característico se han preservado.

La visión de la joven diseñadora china de esta versión moderna del VOITURETTE A es una especie de carruaje moderno de dos plazas. Según su creadora, el vehículo futurista tendría un solo propósito: pasear a los turistas de forma autónoma –por ejemplo, a lo largo de una ruta turística por Praga. “Quise establecer una clara conexión entre la historia centenaria de ŠKODA y la belleza de la capital checa. El coche dispone de una gran pantalla que ocupa todo el salpicadero y que muestra una descripción de los distintos lugares que visita a medida que avanza, pero también puede mostrar a los pasajeros la historia de ŠKODA”, según explica Yuhan.

La idea de convertir el VOITURETTE A en un vehículo tan atípico le vino a Yuhan con relativa rapidez, pero transformar esta idea en un boceto requirió cerca de 20 horas de trabajo. “Empecé con un lápiz y papel de calcar – lo primero que trabajé fue el exterior. Luego escaneé el boceto en el ordenador y seguí trabajando sobre esa base”, dice, añadiendo que el contorno inicial supone cerca del 20% del desarrollo en este tipo de bocetos y es, por lo tanto, la parte más importante. Empleó el mismo proceso para el interior del coche, comentando el resultado con el director de diseño, Oliver Stefani. Como se trata de una visión de un coche del futuro sin claras intenciones, sus comentarios fueron relativamente menores. “Lo que sí me dijo es que quitara algunos detalles que guardan cierto parecido con soluciones para nuestros coches de serie en las que todavía estamos trabajando”, admite riendo Yuhan.

Aunque la conducción autónoma sin ningún tipo de control humano es todavía un concepto muy lejano, el interés de este ejercicio de imaginación reside en la libertad creativa con la que Yuhan Zhang ha podido abordar el proceso de reinterpretar el VOITURETTE A. “Gran parte de nuestro trabajo como diseñadores es secreto y se rige por unas indicaciones muy claras y específicas. Nuestro día a día no nos deja mucho tiempo para demostrar nuestra visión y talento. Proyectos como éste nos ofrecen un sorprendente margen para crear, y es una suerte poder participar en ellos”, agradece Yuhan.

La joven diseñadora admite que le gustaría seguir trabajando en su visión particular sobre este coche autónomo, aunque probablemente tenga que hacerlo en su tiempo libre. “Puede que cree un modelo 3D en el ordenador, en el que pueda añadir algunos detalles”. Hay que decir que estaría encantada si, algún día, su visión llegara a materializarse en un prototipo real.

Buscador de noticias