L’ÉTAPE DU TOUR EN UNA RÉPLICA DE UNA BICICLETA SLAVIA DE 120 AÑOS
L?ETAPE DU TOUR EN UNA REPLICA DE UNA BICICLETA SLAVIA DE 120 ANOS

› Vladimír Vidim, un fan de ciclismo clásico de Praga, ha recreado fielmente la bicicleta SLAVIA de 1896
› La etapa original del Tour de Francia, que acaba con una ascensión de 2.365 metros, es considerada como el mayor reto para ciclistas amateurs
› La SLAVIA fue el primer vehículo fabricado por los fundadores de ŠKODA AUTO, Laurin & Klement

¿Puede una bicicleta diseñada hace más de 120 años superar la etapa original del Tour de Francia, con una meta a 2.365 metros de altura? Vladimír Vadim, un ciclista aficionado de Praga intentará lo que parece imposible: ha recreado fielmente la bicicleta SLAVIA de la marca de 1896, y competirá contra ciclistas amateurs de primer nivel en bicicletas de competición modernas en L’Étape du Tour, el próximo 21 de julio. Un vídeo y un artículo en ŠKODA Storyboard proporcionan información detallada sobre la construcción de la réplica de la SLAVIA. La SLAVIA fue la primera bicicleta producida por Laurin & Klement, la compañía que se convertiría en ŠKODA AUTO.

Así como el Tour de Francia - que ŠKODA apoya este año por 16ª vez en calidad de patrocinador oficial principal - es considerada como la reina de todas las carreras ciclistas, L'Étape du Tour es considerada como el mayor reto para ciclistas de carretera amateurs. Lanzarse por uno de los tramos originales del "Tour", con ascensiones empinadas, formidables bajadas y una agotadora llegada en alto supone el reto definitivo para ciclistas aficionados. ¿Cuánto más complicado puede ser el reto si se afronta con una bicicleta diseñada hace más de 120 años? Con un peso de cerca de 18 kilógramos, la bicicleta es dos veces más pesada que una bicicleta de competición moderna, solo dispone de una marcha, y no tiene ni rueda libre ni frenos.

La bicicleta en cuestión es la SLAVIA - la bicicleta que el mecánico Václav Laurin y el librero Václav Klement construyeron en 1895 y que se convirtió en el primer producto que salía de su taller, en el antiguo Reino de Bohemia. Debido a la alta demanda, los fundadores de la compañía se expandieron rápidamente; en 1899 presentaron su primera motocicleta y, en 1905, el primer coche de Laurin & Klement salió de la fábrica. En 1925, la fusión de L&K con la división automóvil de Škoda Works, en Pilsen, fue el siguiente paso para convertirse en la marca de éxito global hoy conocida como ŠKODA. Debido a este trasfondo histórico, ŠKODA apoya las carreras ciclistas más importantes del mundo, que inspiraron a Vladimír Vidim para llevar a cabo su espectacular idea: resucitar a una leyenda de la historia de la compañía.

Vladimír Vidim no puede imaginar una vida sin bicicletas, motivo por el cual ha aprendido por su cuenta el arte de la fabricación de bicicletas - desde el primer boceto hasta una bicicleta plenamente funcional (vídeo). En un pequeño taller en Roztoky, al norte de Praga, Vidim, de 54 años, se entrega a su pasión. Disfruta restaurando bicicletas clásicas y construyendo réplicas de impresionante fidelidad.

La famosa bicicleta SLAVIA es uno de los proyectos más exigentes que ha llevado a cabo hasta la fecha. En contra de las expectativas, Vidim y sus amigos expertos no fueron capaces de encontrar una bicicleta de competición original que pudiera servirles de modelo. Por este motivo, usó fotografías históricas para anotar todas las dimensiones, ángulos y otros detalles del diseño del primer vehículo de dos ruedas de Mladá Boleslav. La investigación sobre métodos de producción históricamente correctos y la construcción de la bicicleta SLAVIA llevó cerca de cuatro meses, y el resultado ha valido la pena: la bicicleta, recreada con total fidelidad, parece recién salida del taller de Václav Laurin y Václav Klement, y se conduce a la perfección. Fiel a la original, la SLAVIA no tiene marchas ni frenos, que hoy en día uno suele esperar encontrar en las bicicletas modernas. El artículo en ŠKODA Storyboard incluye una comparación entre la bicicleta SLAVIA y una bicicleta de competición de última tecnología. Así que, será un auténtico reto. Para ayudar al praguense en sus preparativos, ŠKODA le ha prestado el último SUPERB.

Este incomparable evento ciclista ha formado parte del Tour de Francia desde 1993. El 21 de julio, seis días antes que los profesionales, un grupo de ambiciosos ciclistas amateurs se enfrentará a la etapa de 135 kilómetros que va de Albertville a Val Thorens. Tendrán que escalar un total de 4.563 metros y superar tres implacables ascensiones: el Cormet de Roselend (1.968 m), la Côte de Longefoy (1.190 m) y la empinada rampa que lleva a la meta en Val de Thorens, a 2.365 metros.

Buscador de noticias