1 de junio de 2006 | Roomster (Generaciones anteriores)
DOSSIER NUEVO ŠKODA ROOMSTER
DOSSIER NUEVO ŠKODA ROOMSTER
EL CUARTO MODELO DE LA GAMA ŠKODA ES TAMBIÉN EL MÁS VERSÁTIL

Muy práctico para familias y adecuado para una persona sola: Škoda se caracteriza por crear automóviles espaciosos

Al romper con la tradición nace un carácter fuerte: el Škoda Roomster representa una nueva dimensión; enriquece los tres modelos ya conocidos de Škoda Auto (Fabia, Octavia y Superb), añadiendo a la gama un cuarto modelo apasionante, único y absolutamente original. Los antecedentes de "vehículos espaciosos" datan de los orígenes de la marca checa, alrededor de cien años atrás. En 1907, dos años después de producir su primer automóvil en sus instalaciones de Mladá Boleslav, Škoda creó el Tipo F que, gracias a la excepcional amplitud de su interior, fue utilizado como taxi en Viena y París. El desarrollo del prototipo Roomster, presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt hace tres años, significó un reto especial para Škoda Auto. Incluso en la fase experimental, la forma y proporciones del Roomster fueron muy bien recibidas. Una de las principales razones de que esto fuera así fue la singularidad de su diseño exterior. El Roomster proyecta hacia fuera sus cualidades internas y, al hacerlo, exhibe su identidad propia.

Adecuado para todos los estilos de vida: la versatilidad como virtud

El Škoda Roomster amplía la gama de modelos que ofrece Škoda Auto. Recientemente, la marca se ha centrado en berlinas y vehículos familiares de un diseño más clásico que, además del alto nivel de tecnología, una fiabilidad y una calidad excepcionales, ofrece también una excelente relación calidad precio. El Škoda Roomster conserva estas virtudes en toda su expresión. Los ingenieros y diseñadores de Mladá Boleslav han creado un concepto de espacio verdaderamente especial con una dimensión completamente nueva. Las líneas del Roomster se corresponden con las de un monovolumen compacto, pero se diferencia de sus competidores más cercanos en este segmento gracias a su diseño poco convencional. A pesar de tener tan sólo 4.205 mm de longitud, gracias a que los asientos traseros se pueden mover, el volumen del maletero del Roomster puede variar entre 450 y 530 litros, uno de los más amplios de su clase. Sus ocupantes disfrutarán, además, de un alto grado de confort y seguridad.

Un espacio funcional: el concepto roomster

Para maximizar el espacio interior disponible, el equipo de diseño de Škoda dividió el compartimento de pasajeros en dos zonas diferentes. La parte delantera fue concebida para satisfacer las necesidades del conductor: un "driving room" con un diseño despejado de la cabina. El Škoda Roomster ofrece los estándares de funcionamiento de la marca con un tablero de instrumentos de diseño sencillo, instrumentos ergonómicos y controles funcionales, así como con asientos cómodos que pueden ajustarse exactamente al gusto de sus ocupantes. Esta configuración no sólo sitúa al conductor en una posición más alta de lo habitual, como en el caso de un MPV compacto, sino que, además, ofrece un entorno familiar como el que se encuentra en las berlinas de clase media.

La parte trasera del habitáculo del Škoda Roomster ha sido diseñada como si fuera una "sala de estar" ("living room") cómoda y variable. Se trata de un espacio tan generoso como variable. Unas amplias ventanas laterales, asientos 46 milímetros más altos que los delanteros y el innovador sistema de asientos VarioFlex se combinan para ofrecer la posibilidad de configurar la parte trasera como se desee. La posición elevada de los asientos traseros proporciona a los pasajeros de esta zona la mejor vista frontal y del tráfico posible, puesto que pueden ver por encima de los reposacabezas y las cabezas de los pasajeros de la parte delantera. Gracias a la amplitud de las ventanas laterales, los asientos traseros se convierten en verdaderas plataformas de observación, el techo panorámico opcional crea unas excelentes condiciones de iluminación en todo el interior y, en el caso de que hubiera una luz excesiva, se podría cubrir con cortinillas. El asiento central trasero se puede plegar hacia delante para utilizarse como reposabrzaos. Como característica especial, este asiento central trasero puede integrar dos posavasos. Sin ningún esfuerzo se puede quitar completamente todo el asiento, que pesa sólo once kilos. Entonces, los dos asientos laterales traseros se pueden desplazar 110 milímetros hacia el interior, dando lugar a una disposición de cuatro asientos más cómoda y con mayor espacio para cada ocupante. Los asientos traseros externos se pueden desplazar también 150 milímetros hacia adelante y hacia atrás. La altura libre sobre los ocupantes de los asientos traseros es de 1.009 milímetros, lo que no sólo genera una sensación excepcional de amplitud, sino que además es la medida máxima en un vehículo de esta clase. El ángulo de los respaldos de los asientos traseros puede ajustarse individualmente en 13,5º. Las medidas de confort en todos los asientos se encuentran entre las mejores de su clase. El conductor y el acompañante disfrutan de un espacio de entre 843 y 1.063 milímetros, entre la superficie del asiento y el techo de la parte delantera queda un espacio de 1.029 milímetros y el ajuste de la altura del asiento del conductor es una característica de serie en los acabados superiores. En la parte trasera, los ocupantes tienen un espacio para las piernas de entre 700 y 945 milímetros y la altura aquí alcanza los 1.009 milímetros.

La característica más llamativa del maletero del Škoda Roomster es su flexibilidad. Con una capacidad de entre 450 y 530 litros, viajando cinco ocupantes, el Roomster marca un nuevo record en su clase. Abatiendo los asientos traseros se crea una zona de carga completamente horizontal con una longitud total máxima de 1.603 milímetros, y la capacidad de carga aumenta hasta los 1.555 litros. Los asientos traseros pueden abatirse hacia adelante en una relación de 40-20-40, por lo que las dimensiones de la zona de carga pueden adaptarse punto a punto para responder a las necesidades de transporte. Los dos asientos traseros exteriores pueden extraerse completamente, sin esfuerzo alguno y con extrema rapidez. Los asientos traseros laterales sólo pesan 16 kilogramos cada uno. En esta configuración, el Roomster se convierte en un vehículo de dos asientos y cuenta con un volumen de carga de 1.780 litros. Las paredes laterales, completamente lisas, y el piso, llano, hacen que sea muy fácil llenar el espacio para el equipaje, aprovechando todo el hueco hasta el techo. Gracias a una serie de detalles especiales, el Roomster resulta ideal para pequeñas funciones de transporte. La bandeja portaequipajes, muy resistente, puede colocarse en dos alturas diferentes para dividir la zona de carga horizontalmente por la mitad, de modo que durante el viaje, cuando la bandeja está en la posición inferior, se tiene acceso al equipaje.

El amplio portón trasero se abre hacia arriba. Las bisagras están situadas en la zona de la superficie del techo. El resultado es una abertura de carga de grandes dimensiones por la que pueden introducirse fácilmente hasta los objetos más voluminosos. Las paredes laterales, completamente lisas, y el piso, llano, permiten aprovechar al máximo el espacio disponible. Por ejemplo, hay dos compartimentos de carga abiertos localizados por encima del arco de las ruedas o un compartimiento flexible para colocar objetos pequeños en el arco de la rueda trasera derecha, que puede utilizarse con una red portaobjetos, con lo que se evita que los artículos almacenados allí se caigan al suelo del maletero durante el viaje. Los ocupantes de los asientos delanteros del Roomster también pueden utilizar diversos lugares para colocar sus objetos, por ejemplo, los compartimentos de las puertas, que cuentan con la anchura suficiente como para alojar incluso botellas de 1,5 litros. Aquí, también, hay cintas que, si se examinan con detenimiento, se descubre que no sirven sólo de decoración. Las atractivas cintas están hechas de material elástico y se pueden utilizar para sujetar en su sitio mapas u otra documentación de viaje y evitar que los artículos caigan al suelo, incluso cuando las puertas se cierran con una fuerza excesiva. En el cajón de la consola central y los bolsillos de los respaldos de los asientos delanteros sirven de lugares de almacenamiento adicional para monedas, tarjetas de pago de peaje y vasos, revistas o, incluso, libros. En las dos guanteras de tamaño muy práctico se pueden guardar y ocultar artículos de valor. En las versiones equipadas con aire acondicionado, la guantera inferior esta refrigerada.

Ocupado con:

5 pasajeros - Asientos traseros y respaldos en posición cómoda - 450 l*

5 pasajeros - Asientos traseros y respaldos en posición máxima - 530 l*

4 pasajeros - Asiento central trasero quitado - 613/989 l*

3 pasajeros - Asientos derecho y central quitados - 868/1.388 l*

2 pasajeros - Asientos traseros abatidos - 1.555 l**

2 pasajeros - Asientos traseros quitados - 1.780 l**


* hasta el techo del espacio para equipaje

** hasta el revestimiento del techo

Completamente nuevo y excepcional: el diseño

El sorprendente diseño del Škoda Roomster refleja visualmente la división del interior. La parte delantera se caracteriza por una imagen de marca reinterpretada, donde la rejilla del radiador está rodeada por un gran marco cromado y nervaduras más pronunciadas. Los faros, de cristal transparente, se funden con los costados, siguiendo una línea que continúa hasta el montante central. Gracias a los faros halógenos, además de garantizar una iluminación excelente, el Roomster mira hacia adelante con un aire seguro y elegante. Los intermitentes están integrados y, al estar situados en el lado, aumenta el factor de reconocimiento hasta superar el mínimo establecido por la ley. Las tomas de aire, situadas en la parte central y a los lados del amplio parachoques delantero, le confieren una presencia en carretera más imponente. Los faros antiniebla delanteros completan el grupo óptico. El parabrisas y las ventanas laterales se combinan para formar una sola unidad visual para dar armonía a la vista lateral del vehículo.

La parte trasera es claramente diferente y las ventanas tienen mayor profundidad y se prolongan hasta unirse con la superficie del techo. Esto permite a los ocupantes de los asientos traseros disfrutar de excelentes vistas, además de inundar de luz el interior y generar así sensación de bienestar. Este efecto "panorámico" es especialmente atractivo para uso familiar.

Sabemos por experiencia que los niños se aburren cuando no pueden ver el paisaje. Cuando la ventana trasera está abierta, el cristal sólo baja hasta un palmo sobre el borde inferior del marco de la ventana: una característica adicional de seguridad, porque reduce la posibilidad de que juguetes y otros objetos caigan por la ventana. También se reduce el peligro de que se asomen excesivamente. El gran tamaño de las puertas traseras hace que subir y bajar del automóvil sea fácil y cómodo. Las manecillas están integradas en el marco vertical inmediatamente delante del tercer montante, de modo que la impresión visual del lateral es diáfana y elegante. La elevada altura del techo en la parte posterior amplía la capacidad de carga, mientras que los faros traseros, con forma de media luna, ocupan una posición muy elevada en el cuarto montante. Al encenderse la luz, se ilumina una zona en forma de "C", un rasgo que ya es característico del Škoda Octavia y del Octavia Combi. El Roomster es fácilmente reconocible por detrás como miembro de la familia Škoda, incluso por la noche.

Para todos los gustos y casi todos los requisitos de potencia: motores

El Roomster dispone de tres motores gasolina y tres motores diesel. La gama gasolina comienza con una versión de tres cilindros, cada uno con cuatro válvulas, desarrollado por Škoda Auto en la planta de Mladá Boleslav. Con 1.2 litros, el motor genera 64 CV (47 kW) y produce un par máximo de 112 Nm a 3.000 rpm. Le sigue un motor de 1.4 litros y cuatro cilindros de 86 CV (63 kW) y un par de 132 Nm a 3.800 RPM. El motor gasolina más potente es el 1.6 litros y 105 CV (77 kW) y un par de 153 Nm a 3.800 RPM.

La gama diesel se compone de un motor de 1.4 litros y uno de 1.9 litros. El primero de ellos es un motor de tres cilindros que se ofrece con dos potencias distintas, 70 y 80 CV (51 y 59 kW), con un par máximo de 155 y 195 Nm a 1.600-2.800 RPM y 2.200 RPM, respectivamente. El motor diesel más potente es el 1.9 de cuatro cilindros y 105 CV (77 kW) . Este motor genera unos poderosos 240 Nm a tan sólo 1.800 RPM, lo que hace del Roomster un maestro en lo que se refiere a elasticidad. En quinta velocidad, el Roomster puede acelerar de 80 a 120 km/h en apenas 12,9 segundos. En cuarta alcanza la misma velocidad en 10,4 segundos.

El Roomster puede alcanzar una velocidad máxima de entre 155 y 184 km/h, dependiendo del motor. Los tiempos de aceleración de 0 a 100 km/h varían entre 16,9 segundos (motor de 1.2 litros y 12 válvulas HTP) y 10.9 segundos (motor de 1,6 litros y 16 válvulas con transmisión manual). Todos los motores cumplen las normas sobre emisiones EU 4. El motor diesel de 1.4 TDI de 80 CV (59 kW) y el motor de 1.9 TDI de 105 CV (77 kW) también pueden disponer de filtro de partículas diesel (DPF). El depósito de combustible del Roomster tiene una capacidad de 55 litros.

Todos los motores incorporan transmisión manual de cinco velocidades de serie. A partir de finales de este año, se ofrecerá una transmisión automática de seis velocidades opcional para las versión gasolina más potente. Esta transmisión con convertidor de par hidrodinámico está equipada con una función Tiptronic, por lo que se puede seleccionar manualmente seis velocidades que se visualizan en la pantalla Maxi-DOT en la consola. Además, hay disponibles dos programas de cambio diferentes. En el modo normal, el control electrónico de la transmisión se adapta a los puntos de cambio para adecuarse al estilo de conducción del conductor y reconoce características poco frecuentes como el arrastre de remolques o tramos largos de pendiente. En esos casos, la transmisión automática cambia a una velocidad más larga para ayudarse al máximo del potencial de rendimiento del motor. Lo mismo ocurre en el caso del modo deportivo, que fija automáticamente el punto de cambio algunos cientos de revoluciones por minuto más tarde.

Adherido a la carretera: el chasis

La plataforma del Škoda Roomster es modular y combina componentes ya existentes para formar un chasis único. La distancia entre ejes es de 2.617 mm, 39 mm más que la distancia entre las ruedas del Octavia familiar. El extraordinario espacio del interior del Roomster ha sido posible sólo gracias a la ampliación de la distancia entre ejes. El Roomster puede equipar llantas de hasta 16 pulgadas según la versión. En lo referente a la suspensión, la parte delantera es tipo McPherson, mientras que la trasera monta una suspensión ligera semi-independiente que reduce el peso.

Incluye ABS (sistema de frenado antibloqueo) con MSR (regulación del momento del par) de serie (en los países de la UE) y el ASR (regulación antideslizamiento) y ESP (programa electrónico de estabilidad) opcionalmente. La configuración de conducción neutra del Roomster, junto con la gran cantidad de funciones de seguridad activa y pasiva que incorpora, hacen que viajar en el Roomster sea una experiencia agradable y segura.

Los 1.607 milímetros de altura (sin guías soporte para el techo) del chasis proporciona una estabilidad lateral excepcional gracias a su coordinación de chasis equilibrada. La diferencia en la anchura de la vía delantera y trasera contribuye a proporcionar un grado de control excelente en las curvas. El reducido peso del Škoda Roomster mejora aún más la conducción. El peso de orden de marcha varía entre 1.150 y 1.345 kg, según el motor y el equipamiento. La capacidad de carga máxima es de 515 kilogramos. Todos los modelos de Roomster están equipados con dirección asistida electrohidráulica y combina un diámetro de giro de 10,5 metros con una visión perfecta desde el asiento del conductor, lo que es de gran ayuda durante la realización de maniobras y durante el aparcamiento.

Un trabajo de gran solidez: la seguridad

El Škoda Roomster dispone de un alto nivel de seguridad que lo convierte en un amigo de la familia. Los airbag delanteros y laterales protegen a los ocupantes en caso de accidente. Los pretensores de los cinturones de seguridad también actúan en caso necesario. El punto superior de anclaje de los cinturones de seguridad (tres en total) es ajustable en altura, al igual que los reposacabezas delanteros y traseros. En la parte trasera, todos los ocupantes están igualmente protegidos por cinturones de seguridad de tres puntos. Además, los dos asientos traseros externos disponen de conexiones Isofix.

El Roomster también cuenta con características completamente nuevas. Éste es el primer modelo de Škoda con faros halógenos autodireccionales. Durante la conducción nocturna, los faros giran siguiendo la orientación de las ruedas delanteras, iluminando la carretera y proporcionando al conductor un amplio ángulo de visión. En las carreteras oscuras, se pueden detectar otros vehículos u obstáculos mucho antes que con los faros convencionales.

Para no cegar a los vehículos que vienen de frente, los dos faros giran en ángulos diferentes, es decir, el grado de ángulo es mayor para la luz interna en la curva, que para la luz externa. Además, esta función se combina con los faros antiniebla delanteros. Al girar, a velocidades de hasta 40 km/h, se activa el faro antiniebla, dependiendo de la dirección que se tome e ilumina el espacio próximo al parachoques delantero formando un ángulo de 60º. De este modo, resulta mucho más fácil ver a peatones o ciclistas con mayor antelación y, también, ver obstáculos que pueda haber en la vía, como bordillos altos, que pueden dañar el vehículo. La disponibilidad de faros autodireccionales depende del acabado, aunque también están disponibles como opción.

El Roomster también protege a los demás vehículos o peatones. Desde un principio, la carrocería ha sido diseñada para cumplir las normativas de protección de peatones que entrará en vigor en 2010.

La estructura de la carrocería del Roomster ha sido diseñada de tal manera que, en caso de colisión con otros vehículos, las trayectorias de deformación definidas dispersen la energía generada de forma controlada, dirigiéndola hacia los componentes situados en el piso del vehículo. La parte delantera del automóvil puede deformarse de manera claramente definida y el espacio interior se convierte en una zona de protección para los pasajeros.

Cuando los deseos se cumplen: el equipamiento

El Škoda Roomster continúa la tradición de la marca en lo que se refiere a ofrecer una relación calidad precio insuperable, al tiempo que está equipado con numerosos detalles prácticos, inteligentes y cómodos, así como pequeños lujos que incrementan en gran medida su bienestar. Los retrovisores exteriores pueden, dependiendo del acabado, ajustarse de forma manual o eléctricamente desde el interior. Las luces de lectura delanteras y traseras del techo ofrecen iluminación adicional en puntos específicos y las luces interiores principales se apagan automáticamente transcurrido un tiempo determinado después de haber cerrado las puertas. Tanto si se adquiere el Roomster con sistema de aire acondicionado manual, Climatic, o con aire acondicionado automático, Climatronic, un filtro antipolen limpia el aire proveniente del exterior. Además, el volante de todos los modelos del Roomster es ajustable en altura y profundidad, una característica todavía poco frecuente en esta categoría. En el Roomster, se pueden elegir dos sistemas diferentes de audio. La radio del vehículo, Beat, consta de una abertura 1 DIN y está equipada con la función RDS. La versión más sofisticada, Dance, en formato DIN doble con un CD con MP3 y un procesador de señal digital con ecualizador para lograr sonido de máxima calidad. Ambos sistemas de audio poseen una conexión en la consola central que permite conectar un medio de almacenamiento externo, como son los iPods u otros reproductores de MP3, tiene una entrada de teléfono para manos libres y, opcionalmente, se puede montar un cargador de 6 CD (debajo de la guantera delantera) y control remoto para el sistema de audio y el telefonía debajo del volante, en la parte izquierda. El amplificador de ambos sistemas produce 4 x 20 vatios y, además, la versión Dance también posee una pantalla que, en la versión equipada con sensores de estacionamiento, indica las distancias alrededor del vehículo durante las maniobras o el aparcamiento.

Una toma de corriente de 12 V situada en la consola central suministra alimentación para un teléfono móvil u ordenador portátil. En el maletero hay otra toma de conexión de 12V adicional para conectar, por ejemplo, una nevera portátil. El borde de carga del maletero tiene un revestimiento resistente y duradero para evitar que queden marcas al introducir objetos voluminosos y pesados. Todos los vehículos vienen de serie con una bandeja portaequipajes que puede colocarse en dos alturas diferentes. Naturalmente, el sistema de asientos VarioFlex también forma parte del equipamiento de serie. El inteligente sistema de redes para la sujeción de carga y los prácticos ganchos para las bolsas de la compra dispuestos en los laterales del maletero se ofrecen como extra opcional en el Roomster.

Los acabados Comfort, Style y Sport equipan de serie los elevalunas eléctricos delanteros, sistema de cierre centralizado con control remoto, pantalla multifunción, guantera con cierre en el asiento delantero, bolsillos superiores e inferiores en el respaldo de los asientos delanteros, asiento del conductor regulable en altura y cristales tintados. En estos modelos, además, los espejos retrovisores y las manecillas de las puertas se presentan en el mismo color que la carrocería. Los modelos con motores 1.2 litros 12 válvulas HTP y de 1,4 litros y 16 válvulas están equipados con llantas de 14 pulgadas y neumáticos 175/70 R14, mientras que los demás modelos disponen de llantas más grandes. Dependiendo de la configuración y las dimensiones, es posible tener llantas de hasta 16 pulgadas. Todos los Roomster se suministran con rueda de recambio del mismo tamaño.

Simply Clever: equipamiento opcional adecuado

Škoda Auto ha desarrollado toda una serie de opciones especiales de equipamiento para el Roomster. El techo solar panorámico inunda el interior de luz aumentando así el confort del habitáculo. Este techo de casi 0,8 m2 está acristalado y el perfecto acabado de la abertura evita que el interior se caliente en exceso. Cuando el sol sea demasiado intenso y se desee un ambiente más fresco en el interior, el techo de cristal se puede cerrar con las cortinillas. El techo solar cumple todas las normas de seguridad vigentes en la UE y, por tanto, garantiza la seguridad exigida para todos los ocupantes del Roomster.

Las generosas dimensiones interiores del Roomster permiten transportar una bicicleta de montaña de pie en la parte posterior. Škoda Auto ha creado un soporte para bicicletas destinado a este fin que las sujeta firmemente. En el interior, se ha montado un puntal de aleación ligero paralelo al borde del maletero; los soportes especiales ajustables tienen cabida para las horquillas de hasta tres bicicletas si se desmontan las ruedas delanteras. De este modo, se sujetan las bicicletas con firmeza en el maletero y pueden transportarse sin exponerlas a las condiciones atmosféricas. Los soportes sólidos y especialmente diseñados evitan que tanto la bicicleta como el interior del vehículo sufran daños.

Con el Roomster es imposible perderse gracias al sistema de navegación por satélite que incorpora. Como alternativa atractiva y económica, Škoda también ofrece la navegación mediante GPS portátil "Via Michelin". En combinación con el dispositivo X-930, que muestra la ruta en una pantalla de color, el Via Michelin ha demostrado ser un sistema de navegación extremadamente flexible. Gracias al software que se entrega con el dispositivo, el conductor puede preparar previamente la ruta deseada desde el ordenador de casa. De este modo no es necesario introducir la información sobre la marcha mediante el monitor de pantalla táctil. Además, el ordenador almacena todos los puntos especiales que registra Michelin, los conocidos como "puntos de interés". Desde aeropuertos, hasta estaciones de ferrocarril, hoteles y restaurantes, pasando por miradores, talleres o centros comerciales, el programa conoce el camino más rápido para llegar a unos 19.000 destinos.

Cuando la tradición se transforma en modernidad

El Roomster se produce en la fábrica Kvasiny de Škoda en la República Checa. En estas instalaciones de producción, de larga tradición, se producen los vehículos de la firma desde 1947. En la década de los 30 se construían en ellas los automóviles Jawa. El Jawa 700 y el Jawa Minor se fabricaban antes de la Segunda Guerra Mundial. En 1947 comenzó la producción del Škoda Superb en Kvasiny. En la década de los 50 se construyó una pequeña serie del Roadster 1101 y el Škoda 1200 y, a principios de los 60, se empezó a fabricar la gama deportiva Felicia. Tras una modernización de las instalaciones y una transformación completa de la producción, en 2002 comenzó a fabricarse la versión actual del Škoda Superb en Kvasiny. En el futuro, dos automóviles tan diferentes como excepcionales compartirán una misma tradición: un modelo de gama alta de estilo clásico, con un nombre heredado de una larga tradición, y la nueva gama Roomster, con la que la marca se adentra en un mercado completamente nuevo.