Citigo
Citigo

· Con su séptimo modelo, Škoda entra en el segmento de los vehículos pequeños.
· El Škoda Citigo se lanzará en la Republica Checa a finales de 2011 y en el resto de Europa a principios del verano de 2012.
· Máxima seguridad, diseño atractivo y motores económicos.
· El Škoda Citigo es un pilar importante de la estrategia de crecimiento de la marca.

Škoda continúa con su ofensiva de lanzamientos con la introducción del séptimo modelo de su gama. Con el Citigo, de 3,56 metros de longitud, el fabricante de Mladá Boleslav entra en el segmento A00. El Citigo debutará en la República Checa este año. Otros países europeos le sucederán a principios de 2012. El Citigo ofrece el máximo aprovechamiento del espacio y cuatro plazas. Se lanzará como un modelo de tres puertas y le seguirá una versión cinco puertas en 2012.

"El Citigo es uno de los pilares de nuestra estrategia de crecimiento. Allana el camino a nuestra marca para entrar en un segmento muy prometedor", afirma el presidente del Consejo de Dirección de Škoda, Dr. Winfried Vahland. "El nuevo producto cumple a la perfección con la filosofía de la marca Škoda 'Simply Clever'. Pese a su pequeño tamaño, ofrece un amplio espacio interior, es sorprendentemente ágil, y también atractivo en cuanto a materiales y tecnologías usadas. Aunque el Citigo sea un vehículo pequeño, es un típico Škoda, por lo que se ajusta perfectamente a nuestros planes", añade Vahland. Los diseñadores han conseguido dar al vehiculo un aspecto distintivo, que a primera vista muestra el nuevo diseño de Škoda. La refinada parrilla del radiador dentro de un marco cromado plateado y los moldeados faros delanteros dan al vehículo el típico look de Škoda. En el resto de la carrocería, también se ha realizado un trabajo perfecto. Con una longitud de 3,56 m, 1,65 m de ancho y una altura de 1,48 m, el Citigo es uno de los vehículos más pequeños de su segmento. El volumen del maletero es de 251 litros, pero puede extenderse a 951 litros abatiendo los asientos traseros.

 

El público objetivo del Citigo son los conductores jóvenes, las familias jóvenes que buscan un segundo o tercer vehículo y también gente mayor dinámica. Son clientes que, por una parte, se preocupan por los costes y tienen un enfoque racional sobre los coches, pero por otra, buscan calidad, practicidad, diseño y seguridad. Škoda no disponía de ningún vehiculo en este segmento. Vahland explica: "Asistimos a un incremento de la demanda de vehículos pequeños de bajo consumo, con precio contenido y costes operativos razonables. El nuevo vehículo de Škoda es nuestra reacción a esta tendencia. Vamos a pisar un terreno nuevo y el Citigo atraerá a muchos nuevos clientes, especialmente en nuestros mercados europeos". El Citigo pone un gran énfasis en la seguridad. Por primera vez en un vehículo Škoda, los diseñadores han usado un airbag lateral de cabeza-tórax para proteger las cabezas de conductor y acompañante, que junto con otros elementos forman un paquete de seguridad ejemplar en su clase. Además, la seguridad activa se refuerza con el nuevo asistente de frenado "City Safe Drive". El sistema se activa automáticamente a velocidades inferiores a 30 km/h y un sensor láser identifica los peligros de colisión. Junto con el Volkswagen up!, el Citigo es actualmente el único vehículo del segmento en ofrecer esta funcionalidad.

 

Dos nuevos motores 1.0 de gasolina de tres cilindros estarán disponibles tras el lanzamiento del Citigo, con potencias de 60 y 75 CV. El consumo y emisiones son de 4,5 litros a los 100 km. y 105 g/km CO2 para el motor de 60 CV, y de 4,7 litros a los 100 km. y 108 g/km CO2 para el motor de 75 CV. En las económicas versiones Green Tec, el consumo es de 4,2 y de 4,3 litros a los 100 kilómetros, respectivamente y las emisiones son de 97 y 99 g/km de CO2, respectivamente.