EL GRUPO VOLKSWAGEN LANZA LA MAYOR INICIATIVA DE ELECTRIFICACIÓN DE LA INDUSTRIA AUTOMÓVIL CON “ROADMAP E”
EL GRUPO VOLKSWAGEN LANZA LA MAYOR INICIATIVA DE ELECTRIFICACION DE LA INDUSTRIA AUTOMOVIL CON ?ROADMAP E?

Las marcas del Grupo ofrecerán 80 nuevos vehículos eléctricos a los clientes en 2025

Incremento del capex: más de 20.000 millones de euros se destinarán a la industrialización de la electromovilidad

Impulso a la estrategia de baterías: se licitará un volumen de pedido global de más de 50.000 millones de euros

El presidente del Comité Ejecutivo Müller, en vísperas del Salón de Frankfurt 2017: “Lideraremos la transformación de nuestra industria”

El Grupo Volkswagen lanzará la mayor iniciativa de electrificación de la industria automóvil mundial con su “Roadmap E”: Volkswagen electrificará la totalidad de su cartera de modelos en 2030, como tarde. Esto significa que, para entonces, cada uno de los 300 modelos del Grupo, contando todas las marcas y mercados, tendrá una versión eléctrica. Ello convierte a Volkswagen en el primer grupo de movilidad en poner fecha a la electrificación de toda su flota. De aquí a 2025, el Grupo necesitará más de 150 gigavatios hora de capacidad de batería cada año, únicamente para su propia flota eléctrica. Esto equivale a, por lo menos, la producción de cuatro gigafactorías de baterías. Para satisfacer tal demanda, la Compañía ha sacado a concurso uno de los mayores volúmenes de pedido de la historia del sector: más de 50.000 millones de euros.

"Tenemos un mensaje por transmitir y lo transmitiremos. Esta no es una vaga declaración de intenciones. Es un fuerte compromiso con nosotros mismos que, a partir de hoy, se convertirá en la bara de medir con la que evaluaremos nuestros resultados", dijo Matthias Müller, presidente del Comité Ejecutivo de Volkswagen Aktiengesellschaft, durante la Media Night del Grupo, en vísperas del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA). "La transformación de nuestra industria es imparable y vamos a liderar esa transformación", dijo Müller.

Volkswagen ya había definido la electromovilidad como un área clave del programa de futuro "TOGETHER - Estrategia 2025", que se presentó en junio de 2016 y a través de la cual se fijó el objetivo de convertirse en el líder mundial de la electromovilidad para 2025.

La Compañía estima que en 2025 uno de cada cuatro nuevos modelos del Grupo - hasta tres millones de unidades al año, en función de cómo evolucione el mercado - podría ser puramente eléctrico.

Ahora, en el Salón de Frankfurt de este año, Volkswagen lanza la siguiente fase con el "Roadmap E" - proporcionando un impulso adicional a la planificación de producto con el objetivo de acelerar de forma masiva la electrificación de la cartera de vehículos de todo el Grupo. Las marcas del Grupo ofrecerán un total de 80 nuevos modelos electrificados a los clientes en 2025, de los cuales 50 vehículos serán puramente eléctricos y 30 híbridos enchufables. Esta cifra se incrementará a pasos agigantados a lo largo de los siguientes años, hasta que todos y cada uno de los 300 modelos Grupo - todas las categorías incluidas - tengan una versión eléctrica en2030, como tarde, en línea con el compromiso de Volkswagen. "Con "Roadmap E", abrimos un nuevo capítulo en la historia de nuestro Grupo, a la vez que preparamos el terreno para el empuje final de la electromovilidad. A partir de entonces, su aceptación y expansión quedará en manos de los clientes", explicó Müller.

Incremento del capex en electromovilidad

La hoja de ruta "Roadmap E" viene acompañada de otro incremento del capex en el ámbito de la electromovilidad. Hasta 2030, el Grupo destinará 20.000 millones de euros a inversiones directas para la industrialización de la electromovilidad: en nuevos vehículos basados en dos plataformas eléctricas totalmente nuevas, en mejoras para las plantas y en formación de la plantilla, en infraestructura de recarga, en actividad comercial y de ventas y, por último aunque no por ello menos importante, en tecnología y producción de baterías.

Volkswagen abordará la cuestión de la tecnología de baterías con una estrategia en varias fases a medio y largo plazo - empezando por unificar las actividades de desarrollo, compras y control de calidad de todas las baterías y módulos en un "Centro de Excelencia" en Salzgitter. Allí, la marca Volkswagen también está instalando su primera cadena piloto para acumular conocimientos técnicos sobre producción.

En 2025, el Grupo necesitará más de 150 gigavatios hora de capacidad de batería de iones de litio cada año, únicamente para su propia flota

Para satisfacer una demanda tan grande, se ha iniciado un proceso de licitación para el desarrollo de asociaciones estratégicas a largo plazo para China, Europa y Norteamérica. El proyecto de licitación es uno de los mayores de la historia de la industria automóvil, con un volumen de pedido total de más de 50.000 millones de euros tan solo para los futuros vehículos del Grupo basados en la Plataforma Modular Eléctrica.

Ello satisfará las necesidades del Grupo para la primera fase de la electromovilidad. De cara al futuro, Volkswagen ya se está preparando para la siguiente generación: baterías sólidas. El Grupo también tiene previsto llevar esta tecnología de vanguardia hasta la madurez de mercado, en colaboración con sus socios.

Müller destacó: "Para nosotros, la transformación del transporte y la transición energética son inseparables. Asimismo, la rápida creación de una extensa red de infraestructuras de recarga - en ciudades y en autopistas - será crucial para el éxito. En Europa, y especialmente en el bastión de la automoción de Alemania, todavía queda mucho por hacer. Solo entonces crecerá la confianza de los clientes. Y solo entonces podrán los coches eléctricos salir de su nicho y alcanzar una cuota de mercado relevante durante los siguientes años. Estoy seguro de que esto tendrá éxito si los políticos, la industria energética y los fabricantes de automóviles colaboran estrechamente".

La cartera de propulsión convencional como puente hacia la era eléctrica

Al mismo tiempo, el anuncio de la iniciativa de electrificación acelerada subraya el compromiso del Grupo Volkswagen con una transición ordenada del sistema - en la que el motor de combustión interna constituirá un puente indispensable hacia una era sin emisiones. "Por el momento, seguiremos ofreciendo la gama completa de propulsores - de los convencionales hasta los puramente eléctricos - para permitir una movilidad de masas sostenible y asequible. No tomamos decisiones arbitrarias. Escuchamos la voz de la razón", dijo Müller.

Estudios independientes demuestran que los motores de combustión interna del Grupo Volkswagen de la generación actual se encuentran entre los más limpios y eficientes del sector. Los últimos motores diesel Euro 6 ofrecen un rendimiento superior a la media en el nuevo ciclo WLTP, en condiciones reales. Asimismo, Volkswagen seguirá invirtiendo en la constante mejora de sus propulsores convencionales a lo largo de los próximos años.

Por ejemplo, en adelante el catalizador SCR se convertirá en un elemento de serie en todos los nuevos motores diesel producidos por el Grupo. Todos los motores de gasolina nuevos se equiparán con filtro de partículas de modo generalizado. Se espera que la nueva generación de motores conlleve mejoras significativas en consumo y emisiones a partir de 2019. Además, el Grupo está trabajando en el desarrollo de carburantes sintéticos producidos a partir de energías renovables que podrían convertir los motores de combustión interna en propulsores neutros en carbono. El Grupo también está ampliando de forma significativa su gama de vehículos de GNC y, bajo el liderazgo de Audi, refinando la tecnología de células de combustible hasta que alcance la madurez.

Eventos
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
28 29 30 31 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 1


Suscripción a novedades
Para recibir nuestras novedades por correo electrónico suscríbete.