EL GRUPO VOLKSWAGEN INVERTIRÁ 34.000 MILLONES DE EUROS HASTA 2022 EN ELECTROMOVILIDAD, CONDUCCIÓN AUTÓNOMA, SERVICIOS DE MOVILIDAD Y DIGITALIZACIÓN

El plan quinquenal de Inversiones determina la asignación de tareas a las plantas y plantillas del conjunto del Grupo: la producción en serie de vehículos eléctricos basados en la platafor-ma MEB se iniciará por primera vez en Europa en la planta de Zwickau

Los mercados financieros reaccionan positivamente al enfoque estratégico del Grupo: el precio de la acción de Volkswagen volvió a niveles pre-crisis a principios de noviembre

El consejero delegado, Matthias Müller: “Estamos reinventando el coche. Para conseguirlo, estamos realizando inversiones específicas para proporcionar los recursos necesarios a partir de nuestros fondos propios”

El Grupo Volkswagen ha puesto hoy la primera piedra de la futura dirección del Grupo, apuntalando sus objetivos estratégicos hasta el 2025. Para se-guir mejorando sus potentes recursos en innovación y tecnología, el Grupo invertirá miles de millones de euros en movilidad eléctrica, conducción autónoma, nuevos servicios de movilidad y digitalización a lo largo de los próximos años. Según los resultados del Plan de Inversiones del Grupo para el período 2018-2022, que fueron debatidos por Consejo de Ad-ministración de Volkswagen Aktiengesellschaft en la reunión de hoy, para finales de 2022 se habrá invertido un total de más de 34.000 millones de euros en estas tecnologías de futuro. La mayoría de estos fondos se dedicarán a la electrificación y hibridización de todos los mo-delos del Grupo. Esto supone un paso significativo para el compromiso de Volkswagen con la tecnología de propulsión sostenible, así como un movimiento para acelerar decisivamente la ofensiva de electrificación Roadmap E. Cuando se anunció la ofensiva en septiembre, el Grupo dijo que electrificaría la totalidad de su cartera de modelos de aquí a 2030.

"Con el plan quinquenal aprobado, hemos puesto la primera piedra para convertir a Volkswagen en el principal actor de la movilidad eléctrica en 2025", dijo Matthias Müller, Consejero Delegado Volkswagen Aktiengesellschaft, tras una reunión ordinaria del Consejo de Administración. "Estamos reinventando el coche. Estamos realizando inversiones específicas en digitalización, conducción autónoma, movilidad eléctrica y nuevos servicios de movilidad, proporcionando los fondos necesarios gracias a nuestros propios recursos. Sin embargo, todo esto lo hacemos sin dejar al margen las tecnologías actuales y proyectos de vehículo en curso, ya que estos seguirán siendo nuestra forma de ganar dinero en un futuro próximo.

Dadas sus marcas y su potencial para las sinergias, estoy convencido de que el Grupo Volkswagen dominará este ejercicio de equilibrio, más que ninguna otra compañía de nuestro sector".

Como parte del plan quinquenal de Inversiones, el Grupo también ha optimizado la asignación de tareas de sus plantas y plantillas, para enfrentarse a los retos del futuro. Durante este proceso, la red de producción que enlaza las distintas marcas se ha hecho más eficiente. Los elementos destacables son los siguientes:

Para el lanzamiento de la primera producción en serie de vehículos eléctricos en Europa, basados en plataforma MEB, la planta de Zwickau será reconvertida en una planta exclusivamente dedicada a la electromovilidad. Esta será la primera piedra de la electrificación e hibridización de la cartera de productos del Grupo. A medida que se despliegue el Roadmap E, se tomarán nuevas decisiones relativas a las plantas de cada marca.

A partir de finales de 2018, toda la familia Passat se concentrará en la planta de Emden.

A partir de la próxima generación del vehículo, toda la familia VW Golf se agrupará en Wolfsburg.

"Toda la industria automóvil se enfrentará a cambios fundamentales durante los próximos años, lo que proporcionará grandes oportunidades, pero también exigirá un esfuerzo tremendo de nuestra parte", continuó Müller. "Tenemos un plan convincente. Nuestro estado financiero es robusto. Tenemos la experiencia y el talento. Allí donde nos falte competencia, construiremos el saber-hacer necesario y reforzaremos nuestros equipos. El plan quinquenal que acaba de ser aprobado nos proporciona el marco. Ahora debemos ponernos a trabajar rápidamente y avanzar hacia el éxito compartido".

Frank Witter, responsable de Finanzas y Control del Comité Ejecutivo, está de acuerdo y cree que, en base al Roadmap E y a los planes concretos para los cinco próximos años, el Grupo Volkswagen se ha fijado objetivos de crecimiento muy ambiciosos. "A pesar de los grandes retos, seguimos firmemente comprometidos con la reducción significativa tanto del ratio de gasto de capital como del ratio de investigación y desarrollo de la División de Automoción". Según el plan quinquenal aprobado hoy, cada ratio se rebajará a un nivel competitivo del 6,0% a partir de 2020. Witter dijo: "Esto demuestra que nuestra estrategia tiene una base sólida y podemos confirmar nuestros ambiciosos objetivos a nivel de Grupo". En 2016, el ratio de CAPEX se situó en un 6,9%.

El enfoque estratégico del Grupo Volkswagen está recibiendo un claro apoyo por parte de los mercados financieros. El responsable de Finanzas y Control del Comité Ejecutivo, Frank Witter, dijo: "Estas últimas semanas, el precio de nuestra acción ha registrado avances alentadores, hasta situarse en los niveles pre-crisis. Esto demuestra que nuestros accionistas están cada vez más seguros de que estamos llevando a cabo nuestra estrategia con el rigor necesario y que estamos comprometidos con los objetivos fijados en el proceso". Además, en 2017 la liquidez neta de la División de Automoción se mantendrá en un buen nivel, a pesar de las importantes salidas de liquidez provocadas por la crisis del diesel. Witter: "Confiamos en superar nuestro objetivo y alcanzar un mínimo de 20.000 millones de euros". En este contexto, Standard & Poor's (S&P) elevó la perspectiva de calificación del Grupo Volkswagen a "estable" a principios de este mes.

El Grupo Volkswagen espera que Brasil, China, Rusia y Norteamérica sean los principales factores de crecimiento en los próximos años. Por otra parte, los ambiciosos objetivos de CO2 impuestos en todo el mundo suponen grandes retos para todos los fabricantes de automóviles, según explicó Frank Witter en referencia al enfoque estratégico del Grupo: "Por eso tenemos que completar la transformación para producir más vehículos eléctricos - junto con la digitalización, la conectividad y los servicios de movilidad - con la máxima eficiencia". El plan quinquenal no incluye las inversiones de las joint ventures en China. Estas compañías financian sus inversiones en las plantas y productos chinos a través de sus fondos propios.

A principios de septiembre, el Grupo Volkswagen anunció el Roadmap E, la mayor campaña de electrificación de la historia de la automoción: como resultado de la campaña, cerca de uno de cada cuatro nuevos vehículos producidos por el Grupo será un vehículo totalmente eléctrico. En función de cómo se desarrolle el mercado, esto podría suponer cerca de tres millones de coches eléctricos al año. La Compañía tiene previsto electrificar la totalidad de su cartera de modelos de aquí al 2030. Esto significa que para entonces habrá por lo menos una variante eléctrica para cada uno de los 300 modelos del Grupo. Con este fin, la Compañía ha abierto un proceso de licitación para una de las mayores compras de la historia, con la intención de gastar más de 50.000 millones de euros en baterías de litio.

Eventos
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
27 28 29 30 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031


Suscripción a novedades
Para recibir nuestras novedades por correo electrónico suscríbete.