EL NEGOCIO DEL GRUPO VOLKSWAGEN SE VIO SUSTANCIALMENTE AFECTADO POR LA PANDEMIA DE COVID-19 EN EL PRIMER TRIMESTRE

Las entregas se sitúan un 23,0% por debajo del año anterior con 2,0 (2,6) millones de vehículos – la caída fue especialmente fuerte en Asia-Pacífico y Europa

La facturación del Grupo baja un 8,3% hasta los 55.100 millones de euros

El beneficio antes de extraordinarios cayó en 3.900 millones, hasta los 900 millones de euros

Los beneficios antes de impuestos fueron de 700 (4.100) millones de euros

El cash flow neto de la División de Automoción bajó en 4.500 millones respecto al mismo período del año anterior, hasta -2.500 millones de euros – el ratio de capex relativo a la facturación se situó en un 4,7% (4,0%)

La liquidez neta de la División de Automoción sigue siendo sólida, con 17.800 millones de euros

El director Financiero, Frank Witter: “La pandemia global de Covid-19 afectó sustancialmente nuestro negocio en el primer trimestre. Hemos tomado numerosas contramedidas para reba-jar costes y garantizar la liquidez, y nuestra posición financiera sigue siendo sólida. El Grupo Volkswagen está navegando por esta crisis sin precedentes con enfoque y determinación”.

El Grupo Volkswagen registró un impacto sustancial en su negocio como resultado de la pandemia global de Covid-19 acontecida tras los tres primeros meses del actual ejercicio. Las entregas a los clientes cayeron un 23,0% respecto al mismo período del año anterior, hasta los 2,0 (2,6) millones de vehículos. La facturación cayó un 8,3% entre enero y marzo, hasta los 55.100 (60.000) millones de euros. El beneficio operativo antes de extraordinarios se redujo significativamente en un 81,4%, hasta los 900 (4.800) millones de euros. El año pasado, los extraordinarios resultantes de la crisis del diésel redujeron el beneficio en -1.000 millones de euros. No hubo extraordinarios en el primer trimestre de 2020. La rentabilidad operativa del primer trimestre fue del 1,6% (6,4 o 8,1% antes de extraordinarios). Además de la caída de las ventas debido a la caída de la demanda, las turbulencias en los mercados de materias primas y capitales hicieron que la medición del valor razonable de las coberturas de materias primas tuviera un efecto negativo, y también conllevó efectos negativos de las divisas. Las ganancias antes de impuestos cayeron hasta los 700 (4.100) millones de euros.

Frank Witter, responsable de Finanzas e IT del Comité Ejecutivo del Grupo, dijo: "La pandemia global de Covid-19 afectó sustancialmente nuestro negocio en el primer trimestre. Hemos tomado numerosas contramedidas para reducir costes y garantizar la liquidez, y nuestra posición financiera sigue siendo sólida. La reanudación gradual de la actividad, también en nuestras plantas fuera de China, ha empezado. La salud de nuestros empleados y proveedores sigue siendo la principal prioridad. En Alemania, los concesionarios volvieron a abrir la semana pasada. Por lo tanto, hemos dado juntos los primeros pasos para reactivar el negocio. El Grupo Volkswagen está navegando por esta crisis sin precedentes con enfoque y determinación".

Beneficio operativo previsto para el conjunto del año

El Grupo Volkswagen prevé que las entregas a los clientes en 2020 sean significativamente inferiores a las del año anterior, debido al impacto de la pandemia de Covid-19. También surgirán nuevos retos, especialmente a raíz de la intensificación de la competencia, la volatilidad de las materias primas y de los mercados de divisas, y mayores exigencias normativas en materia de emisiones. Se prevé que la facturación del Grupo Volkswagen en 2020 esté significativamente por debajo del nivel del año anterior debido a la pandemia de Covid-19. En general, el Grupo Volkswagen prevé que el beneficio operativo de 2020 se sitúe muy por debajo del registrado el año anterior, pero que siga siendo positivo.

A pesar de las contramedidas, se espera que el ratio de I+D y el ratio entre el capex y la facturación en la División de Automoción superen en 2020 el nivel del año anterior, debido a la menor demanda y la caída de la facturación resultante. En vista de la menor demanda, los pagos adicionales relacionados con la crisis del diésel y las salidas de caja derivadas de fusiones y adquisiciones, está previsto que el cash flow neto en 2020 se sitúe por debajo de la cifra del año anterior. Consecuentemente, la liquidez neta de la División de Automoción quedará por debajo del nivel del año pasado. Esperamos un menor retorno de la inversión (ROI) que el año anterior debido a diversos factores relacionados con las ganancias, y prevemos no llegar a la tasa mínima de rentabilidad sobre el capital invertido del 9%.

La liquidez neta de la División de Automoción sigue siendo sólida

A finales de marzo de 2020, la liquidez neta de la División de Automoción se situó en 17.800 millones de euros. A finales de diciembre de 2019, esta era de 21.300 millones de euros. El cash flow neto de la División de Automoción cayó en 4.500 millones de euros hasta -2.500 millones de euros. En los tres primeros meses, los costes de investigación y desarrollo crecieron un 2,3% respecto al mismo período del año anterior, hasta los 3.600 millones de euros. El ratio de I+D creció hasta el 8,0 (6,9) %, principalmente debido a la menor facturación. El capex en la División de Automoción se situó en 2.100 (2.000) millones de euros. El ratio de capex en la División de Automoción creció hasta el 4,7 (4,0) %, a raíz de la menor facturación resultante de la pandemia.

Marcas y Áreas de Negocio

En los tres primeros meses del año, Volkswagen Turismos vendió 765.000 (910.000) vehículos, una caída del 16,0%. Las ventas de los modelos Golf y Passat crecieron, en contra de la tendencia, y el T-Cross fue tuvo mucha aceptación. La facturación alcanzó los 19.000 millones de euros, lo que supone una reducción del 11,9% respecto al año anterior. El beneficio operativo bajó hasta los 481 (921) millones de euros (cifra del año anterior antes de extraordinarios); en este caso, la caída de los volúmenes provocada por la pandemia de Covid-19, la subida de los costes y el deterioro del mix de ventas no pudieron ser compensados por menores incentivos de venta y un mejor posicionamiento de los precios.

Las ventas de la marca Audi cayeron hasta los 268.000 (305.000) vehículos en todo el mundo durante el período del informe. La joint venture china FAW-Volkswagen vendió otros 97.000 (130.000) vehículos Audi. El Q3 y el e-tron, en particular, vieron un aumento de la demanda. La facturación se redujo hasta los 12.500 (13.800) millones de euros. El beneficio operativo cayó hasta los 15 millones de euros (1.100 millones de euros). Los menores costes fijos y de desarrollo fueron incapaces de compensar la caída en términos de volumen, el impacto de la medición de las coberturas de las materias primeras y los efectos negativos de los tipos de cambio. Las cifras financieras clave para la marca Audi incluyen las marcas Lamborghini y Ducati. En el período que va de enero a marzo de 2020, Lamborghini vendió 2.253 (2.349) vehículos y Ducati vendió 10.171 (13.806) motocicletas.

La marca ŠKODA vendió 237.000 vehículos durante el período del informe, un 13,7% menos que el año anterior. Los modelos Scala y Kamiq fueron muy demandados. La facturación fue de 4.800 (4.900) millones de euros. Con 307 millones de euros, el beneficio operativo fue 103 millones inferior al del año pasado. Los efectos positivos del mix de ventas no pudieron compensar el impacto de los menores volúmenes, los efectos de los tipos de cambio y el gasto relacionado con las emisiones.

Las ventas de la marca SEAT se situaron en 140.000 vehículos durante los tres primeros meses de 2020, lo que supone una caída del 20,6% respecto al año anterior. Esta cifra incluye el A1 fabricado para Audi. La demanda de los modelos SUV Arona, Ateca y Tarraco fue especialmente positiva. La facturación bajó un 16,2% respecto a la cifra del año anterior, situándose en 2.600 millones de euros. Con -48 (89) millones de euros, el beneficio operativo cayó, principalmente debido a los efectos de volumen.

La marca Bentley registró unas ventas de 3.302 (2.584) vehículos durante el período del informe. La facturación se incrementó hasta los 620 (456) millones de euros. El beneficio operativo mejoró hasta los 56 (49) millones de euros debido a los efectos de volumen y mix de ventas.

Porsche Automotive vendió 56.000 vehículos en todo el mundo de enero a marzo de 2020, un 1,3% menos que el año anterior. La facturación creció hasta los 5.400 (5.200) millones de euros. El resultado operativo cayó hasta los 529 (829) millones. Además de los incrementos de costes, los efectos de los tipos de cambio y la caída de las ventas de vehículos afectaron las ganancias, mientras que el mix de ventas se desarrolló favorablemente.

Las ventas de Volkswagen Vehículos Comerciales cayeron hasta los 99.000 (129.000) vehículos en todo el mundo durante los tres primeros meses de 2020. La facturación cayó un 18,9% hasta los 2.700 millones de euros. La caída de las ventas redujo el beneficio operativo hasta los 14 (291) millones de euros. Además de la caída de los volúmenes, el incentivo fiscal relativo al CO2 que entra en vigor este año, las tendencias más desfavorables en materia de tipos de cambio y los mayores costes fijos y de desarrollo afectaron las ganancias. La optimización de los costes de producción y los efectos del mix de ventas tuvieron un impacto positivo.

Las ventas en Scania Vehicles and Services sumaron 19.000 (24.000) vehículos en el primer trimestre de 2020. La facturación bajó hasta los 3.000 (3.400) millones de euros. El beneficio operativo de Scana Vehicles and Services se situó en 256 (370) millones de euros. Las menores ventas de vehículos fueron parcialmente compensadas por los efectos positivos del mix de ventas y unos menores costes fijos. El negocio de servicios creció ligeramente.

MAN Vehículos Comerciales vendió 28.000 vehículos durante el período del informe, un 17,2% menos respecto al año anterior. La facturación bajó hasta los 2.600 (3.000) millones de euros. El resultado operativo cayó hasta -83 (115) millones de euros. Además de los volúmenes más pequeños, las ganancias se vieron reducidas por los costes adicionales relativos al lanzamiento de la nueva generación de camiones y al negocio cada vez más difícil de vehículos de segunda mano.

Power Engineering generó una facturación de 922 (891) millones de euros durante los tres primeros meses de 2020. A consecuencia del modelo de negocio distinto de esta área, el beneficio operativo solo se vio moderadamente afectado por la pandemia de Covid-19, y creció hasta los 16 (9) millones de euros debido a la fuerza de los efectos de volumen y mix de ventas.

En el primer trimestre de 2020, los clientes firmaron 1,9 (1,9) millones de nuevos contratos de financiación, leasing, servicio y seguros con Volkswagen Servicios Financieros (-1,4%). El número total de contratos al finalizar el período del informe era de 21,6 millones, un 6,5% más que a finales de 2019. El beneficio operativo mejoró hasta los 654 (638) millones de euros durante los tres primeros meses de 2020.

Eventos
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
27 28 29 30 31 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31 1 2 3 4 5 6


Suscripción a novedades
Para recibir nuestras novedades por correo electrónico suscríbete.