24. 02. 05

NUEVO ŠKODA OCTAVIA COMBI

NUEVO ŠKODA OCTAVIA COMBI


El próximo mes de marzo iniciará su comercialización en el mercado español el nuevo Škoda Octavia Combi, la versión familiar que completa la oferta de la gama Octavia, un vehículo totalmente renovado que fue presentado internacionalmente en el Salón de Paris del pasado año. El nuevo Combi ha sido modificado y mejorado en todos sus aspectos, aunque también mantiene los elementos más destacados de su antecesor.

Uno de los puntos destacables del nuevo Škoda Octavia Combi es su capacidad de maletero, que va de los 580 litros con los asientos traseros en su posición normal, a los 1.620 litros con estos abatidos. Pero el nuevo Octavia Combi tiene otras muchas cualidades: sus equilibradas características y, en particular, su elegante diseño, atraerán a muchos compradores que nunca antes se habían fijado en un vehículo familiar. Para ellos, el nuevo modelo será un vehículo interesante y atractivo.

El último producto de Škoda ofrece una combinación inigualable de espacio interior, unas excelentes aptitudes dinámicas, un alto confort incrementado por el uso de materiales de gran calidad en el interior, un acabado de primera y, finalmente pero no por ello menos importante, una magnífica relación calidad-precio.

  • Diseño

    El nuevo Škoda Octavia Combi destaca por su elegante diseño, pero al mismo tiempo, también evoca la sensación de fiabilidad y robustez típica de la marca. El Nuevo Octavia Combi tiene una apariencia moderna y dinámica.

    Vista delantera

    La característica dominante en el frontal del vehículo, al igual que ocurre con la berlina, es la típica parrilla de Škoda con el borde cromado, las rejillas verticales y el logo de la marca.

    Otro elemento tradicional de los vehículos Škoda son las líneas verticales en el capó, que continúan a través del logotipo y la parrilla del radiador. El capó, con forma de «V», ofrece la imagen de un vehículo más grande y su diseño estilizado simboliza velocidad y dinamismo.

    Las ópticas transparentes, que se prolongan por los laterales de la carrocería, también contribuyen a que ésta parezca más ancha. Ese efecto se enfatiza por la noche, gracias a la disposición de los intermitentes. Los faros antiniebla están situados en la parte baja del paragolpes. Su forma, situación y tamaño realzan la expresión frontal del automóvil.

    Vista lateral

    La sólida carrocería continúa por el lateral desde la línea de los faros delanteros hasta las luces posteriores. Los intermitentes se han integrado en los retrovisores exteriores, lo que contribuye al diseño plano de los pasos de rueda.

    Un elemento de diseño original, que distingue a la nueva generación de los Octavia de otros modelos actuales son los nuevos pilares. Los bordes redondeados en la parte inferior de las ventanillas proporcionan una sensación de robustez a la carrocería.

    Vista trasera

    Gracias a un pilar D notablemente inclinado, el nuevo Škoda Octavia Combi se convierte en un vehículo familiar donde el aspecto de diseño cobra una gran importancia, incluso equiparable a la de su funcionalidad. Por ello, el nuevo modelo combina con éxito ambos aspectos.

    Las luces traseras se han acoplado perfectamente a las formas del coche y encajan en la zona posterior de manera elegante y deportiva. Los intermitentes y las luces de marcha atrás están integrados en estos pilotos de sofisticado diseño, por lo que se pueden ver desde todos los ángulos.

    A diferencia de cómo sucede en la versión berlina, la parte blanca de los pilotos traseros, con los intermitentes y luces de marcha atrás, está dividida verticalmente en la versión Combi. En el lado exterior se sitúan los intermitentes y en el interior los indicadores de marcha atrás. Los pilotos del Combi tienen un área iluminada en forma de «C» que también integra los intermitentes.

    Diseño interior

    El interior del Škoda Octavia Combi ofrece ahora un espacio mayor, tanto en la parte delantera, como en la trasera. El nuevo diseño, en combinación con materiales de la más alta calidad, contribuye a crear un ambiente relajado y confortable para el conductor y los pasajeros.

    El panel de instrumentos tiene unas formas elegantes y un cuidado acabado. Su superficie es blanda y de un tacto agradable, y todos los mandos de control son de acceso fácil para el conductor.

    Los mandos para el control del sistema de audio, navegación y climatización, han sido colocados ergonómicamente en la consola central. Esta consola continúa por encima del túnel de transmisión que se extiende entre los dos asientos delanteros hasta los traseros. Los acabados Elegance y 4×4 tienen, además, un enorme compartimento climatizado, con salidas de aire regulables para los asientos traseros. La tapa de esta guantera puede utilizarse simultáneamente como apoyabrazos regulable.

    El nuevo y atractivo volante de cuatro radios ha sido cuidadosamente diseñado para cumplir con todos los requisitos ergonómicos. Tanto el pomo de la palanca de cambios, como este volante son de tacto muy agradable y aportan un toque de elegancia y confort al interior. El panel de instrumentos está dominado por dos grandes esferas (velocímetro y cuentarrevoluciones), con los números en relieve. Durante la conducción nocturna, los mandos e instrumentos tienen la típica iluminación verde de Škoda que no distrae la atención del conductor, incluso en recorridos largos.

    Los paneles de las puertas están recubiertos con materiales de gran calidad y agradable textura que resaltan el aspecto interior. En el confortable habitáculo encontramos, además, varios detalles como el cromo plateado en los tiradores de las puertas, de tacto muy agradable y con una línea de silicona blanda en el interior (disponible en las versiones Elegance y en el exclusivo 4×4).

    El confort de los pasajeros en el nuevo Škoda Octavia Combi se refuerza también con multitud de compartimentos para dejar objetos:

  • Guanteras en ambas puertas, delanteras y traseras.
  • Espacio para botellas grandes en ambas puertas delanteras.
  • Una gran guantera delantera iluminada y climatizada.
  • Un hueco a la izquierda y debajo del volante (puede sujetar dos latas, por ejemplo).
  • Un espacio de almacenaje en la consola central.
  • Un doble posavasos multifunción en el túnel central, entre los dos asientos delanteros (de diferentes tamaños, también válido para latas).
  • Guantera de gran tamaño climatizada, situada entre los dos asientos delanteros (disponible en Elegance y 4×4) o compartimento de almacenaje, posavasos y soporte para bolígrafo (Trend).

    <li<Caja portaobjetos con tapa, situada bajo el asiento delantero derecho (disponible en Elegance y 4×4).

  • Bolsas en los respaldos de los asientos delanteros.

    Maletero

    El maletero es uno de los puntos destacados del Octavia. Con una capacidad de 580 litros en su configuración normal, el maletero del nuevo Combi es más grande que la mayoría de sus competidores e, incluso, también está por encima de la de modelos de un segmento superior. Junto a esta capacidad, el maletero dispone de otra serie de ventajas gracias a sus formas limpias libres de obstáculos, su modularidad y su diseño cuidadosamente estudiado.

    La capacidad de carga del maletero se puede ampliar con los asientos traseros abatidos. Estos asientos se pueden plegar por completo o en dos partes asimétricas (1/3 – 2/3), según las necesidades del momento. Tanto las butacas como los respaldos se abaten, lo que permite incrementar el volumen del maletero hasta los 1.620 litros. La carga útil llega hasta los 660 kg (dependiendo del motor y el equipamiento específico).

    Como en el resto del vehículo, el maletero incluye un buen número de soluciones inteligentes, que hacen más funcional el uso diario del Octavia Combi:

  • Por debajo de la ventanilla trasera hay unos ganchos para sujetar bolsas de la compra.
  • La funda que cubre el maletero se puede soltar fácilmente con sólo apretar sobre ella (por ejemplo, con el codo si tenemos las dos manos ocupadas). La funda se enrolla automáticamente y permite un acceso cómodo a la zona de carga.
  • Guanteras en cada lado del portón con puertas correderas, para incrementar algo más el espacio del maletero con dichos huecos.
  • Dispone de un total de 12 fijaciones (3 en el suelo y otras tres en la parte superior de cada lado del maletero), que se pueden utilizar para sujetar con seguridad distintos objetos y permitir diferentes alternativas de enganchar redes de sujeción.

    Una rueda de repuesto de tamaño normal y las herramientas necesarias se encuentran debajo del piso del maletero, cerca del plano de carga. Esto significa que el conductor puede seguir circulando sin necesidad de detenerse rápidamente en el taller más próximo, como ocurre con las ruedas de emergencia.

    Colores y tapicerías

    El nuevo Škoda Octavia Combi se ofrece con una amplia variedad de colores exteriores: tres no metalizados y nueve metalizados.

    Colores no metalizados:

    * Blanco Candy.

    * Rojo Fuego.

    * Azul Dinámico.

    Colores metalizados:

    * Plata Diamante.

    * Beige Sahara.

    * Rojo Flamenco.

    * Azul Marino.

    * Verde Isla.

    * Verde Naturaleza.

    * Gris Piedra.

    * Gris Grafito.

    * Negro Mágico efecto perla.

    Las nuevas tapicerías, con elegantes diseños en sus materiales, varían en función del equipamiento de cada modelo. La gama completa incluye tres tipos de colores, con un total de doce versiones de tapicerías y paneles de puerta. El interior del nuevo Škoda Octavia tiene diferentes acabados según el equipamiento. El Trend y el Elegance llevan tapicería de tela de serie, que opcionalmente puede ir combinada con cuero o ser toda de piel.

  • Equipamiento

    Equipamiento de serie

    El diseño interior del Škoda Octavia Combi es similar al de la berlina. Los tres equipamientos básicos son el Trend, el Elegance y el 4×4 exclusivo para las versiones de tracción integral. Cada especificación de equipamiento puede ser distinguida de las otras, además de por numerosos detalles concretos, por el tipo de llantas y el diseño de las mismas, así como por el diseño de los elementos del interior y las tapicerías.

    El equipamiento de serie para todos los Škoda Octavia Trend incluye:

  • Seis airbags (frontales, laterales y de cabeza)
  • Sistema de frenos ABS, con discos en las cuatro ruedas
  • Cinturones de seguridad de tres puntos en los asientos traseros
  • Airbag de pasajero desconectable (cuando una silla de niño va colocada en el asiento del acompañante)
  • Faros antiniebla
  • Dos fijaciones ISOFIX para sillas de niño en el asiento trasero
  • Un avisador en el panel de instrumentos cuando el cinturón de seguridad del conductor no está abrochado
  • Cierre centralizado por control remoto, con mando en la llave
  • Climatic (aire acondicionado semiautomático que mantiene la temperatura preseleccionada)
  • Elevalunas eléctricos delante y detrás, con parada de seguridad y pestillo para niños
  • Radio-CD Stream con cuatro altavoces en los paneles de las puertas delanteras
  • Retrovisores exteriores regulables electricamente y calefactables
  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Volante regulable en altura
  • Intermitentes integrados en los retrovisores exteriores
  • Limpiaparabrisas aerodinámicos con control del intervalo de barrido intermitente
  • Ordenador de a bordo en el panel de instrumentos
  • Cristales tintados
  • Retrovisores exteriores y tiradores de puerta en el color de la carrocería
  • Molduras laterales para protección de la carrocería

    Dos luces de lectura en la parte frontal

    El equipamiento del Elegance incluye, adicionalmente, entre otras cosas:

  • Programa Electrónico de estabilidad (ESP)
  • Llantas Orion de aleación ligera y 15 pulgadas
  • Climatronic bizonal
  • Retrovisores exteriores con iluminación para facilitar el acceso al vehículo
  • Pequeño paquete de cuero (volante, pomo del cambio de marchas y freno de mano)
  • Compartimento de gran capacidad entre los dos asientos delanteros, con apoyabrazos regulable, refrigerado interiormente y con salidas de aire para el asiento posterior (Jumbo Box)
  • Asientos delanteros regulables en altura y con ajuste lumbar

    Las versiones 4×4 añaden al acabado Elegance:

  • Llantas Apollon de aleación ligera y 16 pulgadas
  • Franjas decorativas 4×4, tipo aluminio, en paneles de puerta y cuadro de instrumentos
  • Tapicería 4×4
  • Pomo del cambio con logo 4×4

    Equipamiento opcional

    La lista de opciones disponible para el nuevo Škoda Octavia Combi es muy amplia. Incluye elementos de acabados superiores, que pueden ser solicitados de forma individual.

    Todos los Škoda Octavia Combi llevan de serie el modelo de radio CD Stream y tienen disponible como opción la radio CD Audience. Las radios han sido específicamente desarrolladas para el nuevo modelo, tanto en funciones como en diseño. Sus formas se integran perfectamente con el interior del vehículo y se reduce el riesgo de robo, porque sólo pueden ser utilizadas en este modelo Škoda. Otro elemento de seguridad es un sistema de código electrónico que garantiza que la radio pueda ser utilizada sólo en un vehículo concreto.

    Estas radios tienen frecuencia AM/FM con RDS, equipo de CD y toma para teléfono manos libres. El modelo superior, el Audience, viene con cargador de seis CDs, en el que también se puede escuchar música grabada en el sistema MP3. La radio Stream tiene la posibilidad de acoplar un cargador de seis CDs instalado en el maletero. Para completar esa gama de radios, está disponible un sistema de audio con un total de doce altavoces, más un amplificador con procesador de sonido y un ecualizador digital automáticamente programado, para una reproducción perfecta en el interior del Octavia Combi.

    El nuevo navegador Nexus ha sido también desarrollado especialmente para el Škoda Octavia Combi. Utiliza el módulo dinámico TMC, que recibe mensajes del tráfico y adapta la ruta seleccionada de acuerdo a la situación del momento. El sistema de navegación Nexus tiene una pantalla en color de 6,5″, donde se puede visualizar el mapa, y ofrece también el guiado por voz. La pantalla de información Maxi-DOT del panel de instrumentos, el receptor de radio AM/FM con sistema RDS y una salida para el teléfono manos libres son de serie. Además, el dispositivo de navegación Nexus puede reproducir música de CDs y está conectado con el cargador de dichos CDs.

    Los siguientes equipamientos son opcionales en el Škoda Octavia Combi:

  • Sistema TMP (Tyre Monitoring Pressure), que se utiliza para controlar la preisón de los neumáticos; el sistema compara las revoluciones de cada rueda de forma independiente, utilizando los sensores del ABS
  • «Asistente de Luces» que incluye funciones como el «Comming home» (una vez activado, mantiene las luces encendidas durante un pequeño periodo) y «Luces de Túnel» (se activan automáticamente cuando escasea la luz exterior)
  • Reposacabezas activos
  • Luces de xenon
  • Lavafaros
  • Volante multifunción con controles para radio y teléfono
  • Sensor de lluvia
  • Retrovisores exteriores fotosensibles de ajuste eléctrico, que se oscurecen automáticamente
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Alarma antirrobo
  • Techo solar eléctrico
  • Seguridad

    La seguridad de los pasajeros fue uno de los aspectos cruciales en el desarrollo del nuevo Škoda Octavia Combi. El vehículo ha sido diseñado prestando una doble atención: por un lado, a los requisitos legales y, por otro, a los tests llevados a cabo por organismos independientes. El resultado es un alto nivel de seguridad, gracias a la utilización de los últimos métodos de diseño, a unas soluciones tecnológicas avanzadas y a los profundos conocimientos que tiene Škoda en la construcción de vehículos.

    Los elementos esenciales en la seguridad activa del nuevo Octavia Combi, que ayudan a prevenir los accidentes de tráfico, son:

  • Chasis de deformación progresiva, con un diseño reforzado que proporciona una conducción segura.
  • Eficientes frenos de disco en todas las ruedas, para una deceleración y parada seguras.
  • Motores ágiles, con una perfecta flexibilidad y que ofrecen una potencia suficiente en cualquier circunstancia.
  • Concepto de iluminación exterior del vehículo (luces) basado en la máxima «ve y sé visto», que incluye faros eficaces con ópticas transparentes (xenón como opción), luces traseras con efecto brillante y un gran área de iluminación que contribuye a la excelente visibilidad (el área de las luces traseras ha sido incrementada en un 250%, aproximadamente, y el área de los pilotos de freno en un 100%). También los intermitentes integrados en los retrovisores exteriores mejoran la visibilidad para los demás conductores.
  • Excelente visibilidad para el conductor en todas las direcciones, que se ve mejorada gracias a:

    – La gran superficie acristalada.

    – Limpiaparabrisas eficientes con sensor de lluvia (como opción).

    – Un retrovisor interior con un dispositivo automático antideslumbramiento, también disponible para los retrovisores exteriores (como opción), que limita el efecto de posible deterioro de la visión del conductor, causado por los faros de los vehículos que circulan por detrás.

    – Retrovisores exteriores calefactados, que proporcionan una perfecta visibilidad hacia atrás cuando el tiempo es frío o en los días de lluvia.

    El sistema electrónico de estabilidad (ESP), que ayuda a mantener el control de la dirección en situaciones críticas, juega un papel determinante desde el punto de vista de la seguridad activa. Es un elemento opcional para el Trend y de serie en el Elegance y en el 4×4. Todos los Škoda Octavia están equipados de serie con ABS (sistema antibloqueo de frenos), asistente de frenada y Tempomat.

    Un elemento esencial para todos los vehículos envueltos en un accidente es el cuidadoso diseño de la carrocería, que debe tener un habitáculo rígido, pero con zonas de deformación progresiva en la parte delantera y en la trasera. La alta rigidez de la carrocería, que es un elemento de seguridad importante y ayuda a obtener los mejores resultados desde el punto de vista de la conducción, se ha conseguido gracias, entre otras cosas, al uso de materiales de alta resistencia.

    El nuevo Škoda Octavia Combi viene de serie con cinturones de seguridad de tres puntos y pretensores pirotécnicos en todos los asientos. Además, los delanteros son regulables en altura. Todos los Octavia disponen de dos airbags frontales de gran capacidad, airbags laterales para los asientos delanteros y airbags de cabeza, que se convierten en una cortina de seguridad entre los ocupantes y las ventanillas laterales, desde el pilar delantero hasta el trasero. Si se coloca una silla de niño en el asiento delantero derecho, este airbag se puede desactivar.

    Se han incluido en el nuevo vehículo un buen número de detalles que reducen de manera importante el riesgo de sufrir daños en caso de colisión, para incrementar la seguridad de los ocupantes:

  • Un dispositivo especial en el motor que empuja a éste por debajo del habitáculo en las deformaciones grandes.
  • Los pedales se han diseñado de forma que se retraigan en las colisiones fuertes, para no provocar daños a las piernas y pies del conductor.
  • Las zonas del interior que pueden quedar fácilmente en contacto con el cuerpo de los pasajeros en una colisión, como el panel de instrumentos, la parte inferior del mismo en el área situada debajo del volante o el pilar B, se han recubierto de materiales blandos y flexibles.
  • Se utilizan unas anillas en el maletero para sujetar el equipaje con redes y evitar que los objetos pequeños se muevan de un lado a otro.
  • Si los airbags se activan durante un golpe, una secuencia automática de operaciones estrictamente predefinidas se pone en marcha, a través de la red interna denominada CAN-Bus (la bomba y el conducto de suministro de combustible se cortan inmediatamente, se encienden las luces de emergencia y la iluminación interior y se desbloquea el cierre centralizado, en caso de estar bloqueado).

    Además de los airbags laterales y de cabeza, los robustos refuerzos de las puertas y pilares, junto con las propias puertas que tienen un triple refuerzo, juegan un papel importante en caso de impacto.

    El nuevo Škoda Octavia Combi puede llevar como opción reposacabezas activos en los asientos delanteros, un sistema muy efectivo de protección en caso de recibir un impacto por detrás. El principio de los reposacabezas activos deriva del hecho que el cuerpo se mueve hacia atrás cuando recibe un impacto posterior. La presión del cuerpo sobre el respaldo activa un mecanismo que mueve el reposacabezas hacia delante para absorber el latigazo de la cabeza de los pasajeros que, en caso contrario, podrían sufrir daños en la zona cervical. El sistema ha sido calibrado para que funcione en colisiones a velocidades relativamente bajas, por ejemplo, un golpe que no provoca excesivos daños en el vehículo, pero sí podría afectar seriamente a la columna del pasajero.

    Otros elementos que se incluyen dentro del equipamiento del Škoda Octavia Combi hacen referencia a la protección contra el robo. El nuevo modelo está equipado de serie con un cierre centralizado y una nueva generación de inmovilizadores. El inmovilizador utiliza una variedad de «códigos flotantes» que es diferente cada vez que se transmite. También hay una etiqueta de código VIN, colocada bajo el parabrisas y visible desde el exterior del vehículo. Además, el código VIN del vehículo está marcado en todas las ventanillas, utilizando un sistema láser.

    Como opción, el Škoda Octavia Combi puede montar un sistema de alarma con una fuente auxiliar, que monitoriza todas las puertas, el capó, el maletero, el arranque y el interior del vehículo. Este sistema de alarma puede completarse con un sensor de inclinación, que se activa, por ejemplo, si alguien trata de cargar el vehículo en un remolque.

    Además, una tapa especial sobre la unidad de control del motor incrementa la protección antirrobo. Esta tapa hace muy complicado que se pueda reemplazar esta unidad de control durante un robo.

  • Motores

    La gama de motores disponibles para el nuevo Škoda Octavia Combi cubren un amplio abanico de necesidades y cada conductor puede encontrar el que mejor se adapte a sus circunstancias personales. Todos los motores van montados en el eje delantero de forma transversal y mueven las ruedas de dicho eje (en el 4×4 también las traseras cuando las delanteras pierden adherencia).

    Trend

       

    Trend

    Elegance

    4×4

    Motores gasolina

    1.6 FSI 115 CV

    o

       
     

    2.0 FSI 150 CV

     

    o

    o

    Motores diesel

    1.9 TDI-PD 105 CV

    o

     

    o

     

    2.0 TDI-PD 140 CV

     

    o

     

     

    Motores de gasolina

    El nuevo Škoda Octavia Combi incorpora los últimos motores de inyección directa de gasolina, donde el combustible es inyectado directamente en la cámara de combustión (el 1.6 FSI/115 CV y el 2.0 FSI/150 CV). Los motores de inyección directa tienen un principio de combustión similar al de los motores diesel estándar. Comparada con la inyección indirecta habitual, la nueva tecnología permite a estos motores desarrollar una potencia superior y un par motor más adecuado, además de un consumo de combustible optimizado y, especialmente, una respuesta casi inmediata al pedal del acelerador.

    Todos los motores de gasolina cumplen con la estricta normativa sobre emisiones EU4. Están equipados con uno o dos catalizadores de tres vías con sondas lambda. El motor 2.0 FSI/150 CV incorpora hasta tres catalizadores y dos sondas lambda.

    La avanzada tecnología de la inyección directa de gasolina hace del motor 1.6 FSI/115 CV la combinación óptima para unas excelentes cualidades dinámicas y un consumo ajustado de combustible, dentro de la gama de motores de gasolina del nuevo Škoda Octavia Combi. Para las personas a quienes les guste la conducción relajada y económica, pero a la vez quieran la garantía de una reserva de potencia suficiente, encontrarán ésta como la opción ideal. El motor 1.6 FSI de cuatro cilindros en línea está hecho todo de aluminio y va equipado con doble árbol de levas en cabeza (DOHC). Tiene una potencia de 115 CV a 6.000 rpm. El nuevo Škoda Octavia Combi con este motor alcanza una velocidad máxima de 198 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos. El consumo combinado, de acuerdo con las nuevas normas europeas (NEFZ), es de 6,6 l/100 km.

    El motor 2.0 FSI/150 CV resulta especialmente adecuado para los conductores que buscan dinamismo, suavidad y economía, pero también dejará satisfechos a quienes les gusta la tecnología más avanzada. El sistema de inyección directa de combustible garantiza un alto rendimiento y, a la vez, un consumo reducido. El increíblemente silencioso funcionamiento de este motor cuatro cilindros, todo de aluminio, es el resultado de la incorporación de dos árboles contrarrotantes. Incorpora doble árbol de levas en cabeza (DOHC), con cuatro válvulas por cilindro, y distribución variable. Desarrolla una potencia de 150 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 200 Nm a 3.500 rpm. El nuevo Škoda Octavia Combi con este motor tiene una velocidad máxima de 212 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos. El consumo combinado es de 7,4 l/100 km.

    Motores diesel

    La nueva generación de motores diesel del Škoda Octavia Combi está equipada con un sistema de inyección directa de combustible, que utiliza la técnica del inyector-bomba. Cada cilindro tiene su propia unidad de inyección en la parte superior, compuesta por una bomba de alta presión, un inyector individual y una válvula de control, que se usa precisamente para gestionar todo el proceso. El sistema de inyector-bomba utiliza una presión extremadamente alta para introcucir el combustible (hasta 205 MPa). Los motores diesel del nuevo vehículo están equipados con un turbocompresor, que funciona en combinación con los gases de escape, y una turbina de geometría variable. Antes de entrar en el motor, el aire a presión pasa a través del intercooler. Esta avanzada tecnología consigue que los motores diesel TDI del nuevo Škoda Octavia Combi tengan un par muy alto desde bajas revoluciones, lo que permite una conducción rápida y dinámica sin necesidad de estar cambiando de marcha con frecuencia. Los motores TDI son la combinación ideal de altas prestaciones con un mínimo consumo de combustible.

    Todos los motores diesel cumplen con la norma europea EU4.

    El motor 1.9 TDI-PD/105 CV está a la altura de su buena reputación entre los TDI, mantiene el mínimo consumo, la gran fiabilidad y una rapidez que resultará suficiente para la mayoría de las personas. El motor 1.9 TDI-PD/105 CV de cuatro cilindros en línea incorpora un árbol de levas en cabeza, con dos válvulas por cilindro, y consigue una potencia de 105 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 250 Nm a 1.900 rpm. El modelo que lleva este motor alcanza una velocidad máxima de 191 km/h y acelera de 0 a km/h en 11,9 segundos. Los Škoda Octavia Combi equipados con el motor 1.9 TDI-PD/105 CV tienen un consumo extraordinariamente bajo: 5,1 l/100km en ciclo combinado (de acuerdo con las nuevas normativas europeas NEFZ).

    El motor 2.0 TDI/140 CV es de nuevo desarrollo y ofrece un mínimo consumo, junto con unas extraordinarias prestaciones. Con sus características de alto rendimiento, elevado par y bajo consumo, este motor es uno de los mejores diesel que se producen en el mundo actualmente. Con sus cuatro cilindros, doble árbol de levas en cabeza y cuatro válvulas por cilindro, desarrolla una potencia de 140 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 320 Nm, disponible entre las 1.750 y las 2.500 rpm. Gracias esas características el vehículo alcanza los 207 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos. Las cualidades dinámicas del Škoda Octavia Combi equipado con el motor 2.0 TDI-PD/140 CV se ven reforzadas por un increíblemente bajo consumo (sólo 5,5/100 km en ciclo combinado, de acuerdo con la nueva normativa europea NEFZ).

    Diagnóstico abordo

    Todos los Škoda Octavia Combi están equipados con un EOBD (abreviatura de European On Board Diagnostics). Este sistema supervisa los dispositivos e instrumentos que influyen en la composición de los gases de escape. Si detecta que los valores exceden de unos límites, una luz roja se enciende en el panel de instrumentos, lo que indica al conductor que es necesario pasar una revisión lo antes posible. El fallo quedará registrado en la memoria del sistema, con lo que facilita la labor del taller para encontrar y remediar el problema de una forma más sencilla.

  • Transmisiones

    Todos los motores vienen de serie con cajas de cambios manuales de cinco o seis marchas, o opcionalmente con transmisiones automáticas de seis velocidades. Las cajas de cambios automáticas pueden ser las Tiptronic con convertidor de par hidráulico, para los motores de gasolina, o la transmisión DSG de nuevo desarrollo y con dos embragues, para los motores diesel.

    Lista de transmisiones disponibles para el nuevo Škoda Octavia Combi:

    Manual, de cinco velocidades

     

    Manual, de cinco velocidades

    Manual, de seis velocidades

    Automática Tiptronic, de seis velocidades

    DSG automática, de seis velocidades

    1.6 FSI/115 CV

    o

     

    o

     

    2.0 FSI/150 CV

     

    o

    o

     

    1.9 TDI-PD/105 CV

    o

       

    o

    2.0 TDI-PD/104 CV

     

    o

     

    o

    Caja de cambios DSG

    La caja de cambios DSG (Direct Shift Gearbox) es un paso adelante en las transmisiones para turismos porque, por un lado, conjuga las virtudes de las cajas de cambio manuales y de las automáticas tradicionales en una sola y, por otro, reduce los inconvenientes que tienen cada una de ellas. La caja DSG es una transmisión que proporciona cambios de marcha rápidos y precisos y, además, su gran eficiencia hace que mejoren los consumos y se consiga un elevado confort de marcha.

    La caja DSG se puede describir como un mecanismo que consiste en dos transmisiones estándar, con dos embragues unidos por dos ejes de entrada. Una sección de la transmisión se utiliza para los cambios de las marchas impares y la marcha atrás, y la otra para los cambios de marchas pares.

    El funcionamiento de la transmisión se puede describir con el siguiente ejemplo: Un coche va en tercera. El control de transmisión inteligente identifica la siguiente marcha a seleccionar, de acuerdo con la velocidad y otros parámetros, y se produce el cambio. La cuarta velocidad, por ejemplo, está ya seleccionada, pero no se activa porque el embrague que controla las marchas de número par está desconectado. La unidad de control de la transmisión espera el momento más conveniente para cambiar de marcha, lo que se lleva a cabo desconectando el embrague para las marchas impares y simultáneamente conectando el embrague para las pares. El cambio se produce de forma muy suave, sin ningún tirón y con gran rapidez (se hace en 3 ó 4 centésimas de segundo). Además, la transmisión de potencia del motor a las ruedas no se interrumpe durante el proceso.

    Un cambio de marchas rápido, sin tirones y sin interrupción de la fuerza de transmisión distingue al sistema DSG del resto de cajas automáticas. Por otro lado, las transmisiones automatizadas (cajas de cambio manuales, complementadas con un controlador para hacer el cambio de las marchas de forma automática y con un embrague que utiliza dispositivos electrohidráulicos o electroneumáticos) pueden ser tan económicas como un cambio manual y hacer los pasos de una velocidad a otra de forma más eficiente, pero nunca tan rápido y con tanta eficacia como el DSG. Y, por supuesto, nunca pueden cambiar de velocidad sin interrumpir la fuerza de transmisión.

    Los embragues son multidisco «húmedos», esto es, trabajan en un baño de aceite. Comparado con los normales de disco sencillo en seco, el embrague multidisco húmedo tiene una capacidad térmica superior y se regula mejor. Los embragues están controlados hidráulicamente. Igual que los dos ejes de entrada, los embragues son coaxiales (uno está perforado y el otro pasa a través de él). Las velocidades están engranadas directamente al final del eje de salida, preparadas para el momento de hacer el cambio. Los cambios de velocidad se efectúan utilizando embragues sincronizados, de una forma similar a como se hace en las transmisiones manuales, pero de manera mucho más eficaz y en un tiempo mínimo.

    La transmisión está controlada por el mecanismo electrohidráulico Mechatronic. Éste consiste en una unidad de control electrónica (es decir, un potente ordenador) y varios sensores y elementos de acción. El sofisticado programa también tiene en cuenta las situaciones especiales, por ejemplo, cuando bloquea el cambio de marchas a una velocidad superior mientras tomamos una curva (la unidad de control recibe información de que está en mitad de un viraje, a través de los sensores de revoluciones del ABS). El Mechatronic está conectado con otros sistemas electrónicos del coche por medio de la red CAN-Bus.

    La transmisión automática DSG en el nuevo Škoda Octavia tiene dos formas de funcionamiento (completamente automático o cambio de marchas manual, tipo Tiptronic). La forma de funcionamiento se elige moviendo el selector a la posición requerida, es decir, a la derecha (modo manual) o a la izquierda (modo automático). Los coches equipados con transmisión automática también tienen, de serie, una pantalla en el panel de instrumentos, que muestra entre otras cosas la información de la marcha engranada y la posición actual del selector.

    Se pueden seleccionar las siguientes posiciones en el modo automático:

    P – aparcamiento,

    R – marcha atrás,

    N – punto muerto,

    D – directa, modo de cambio de marchas económico,

    S – modo de cambio de marchas deportivo.

    Con el modo de cambio de marchas deportivo, la transmisión pasa de una velocidad a otra a un número elevado de revoluciones y consigue el máximo rendimiento del motor. Por el contrario, en el modo económico los cambios de marcha se hacen antes y así se mantienen los consumos en un nivel más bajo.

    En el modo de utilización manual Tiptronic de la caja de cambios, la marcha superior o inferior es engranada moviendo el selector hacia adelante o hacia atrás, según el caso:

    Dirección «+» – cambia a una marcha superior,

    Dirección «-» – cambia a una marcha inferior.

    En el modo manual, el sistema electrónico de la transmisión supervisa la manera en que se cambia de velocidad, para prevenir posibles daños en el motor como resultado de un cambio inadecuado a una marcha inferior. Además de esa supervisión, el control electrónico facilita la operación, por ejemplo, engranando la primera cuando se para en un cruce.

    Como resultado de este rápido cambio de marchas, la transmisión DSG ofrece una aceleración mejor que una manual. El control electrónico de la transmisión y del motor permite alcanzar un consumo más favorable con la caja DSG, porque ésta selecciona la marcha más apropiada y mantiene el motor en el régimen óptimo durante el modo de conducción económica. Además, estas excelentes cualidades de funcionamiento y fácil control, sitúan a la transmisión DSG a la cabeza de los cambios automáticos. Por último, pero no menos importante, proporciona a los conductores con inquietudes más deportivas una experiencia hasta ahora desconocida, gracias al rapidísimo cambio de marchas que se puede realizar sin levantar el pie del acelerador.

    Cajas de cambios manuales

    El nuevo Škoda Octavia viene con transmisiones manuales de cinco o de seis marchas completamente sincronizadas. La conexión entre la caja de cambios y la palanca se realiza a través de dos cables, lo que se traduce en un fácil manejo, con un tacto suave, preciso y de cortos recorridos para pasar de una velocidad a otra, además de reducir las vibraciones que provienen del motor. El embrague es de un solo disco y seco, con control hidráulico.

    Las transmisiones de seis velocidades son de aleación de aluminio (con el motor 2.0 FSI/150 CV) o de magnesio (con el 2.0 TDI/140 CV), para reducir el peso. La doble sincronización en las velocidades más bajas hace que el cambio de marcha sea mucho mejor. Sofisticados detalles, como los rodamientos de baja fricción y funcionamiento silencioso, incrementan la eficacia de la transmisión, a la vez que reducen el consumo de combustible.

    Caja de cambios Tiptronic

    Los nuevos Škoda Octavia equipados con motores de gasolina pueden ser suministrados con una transmisión automática Tiptronic de seis marchas. Ésta tiene un desarrollo completamente nuevo de caja de planetarios, con un convertidor de par hidrodinámico, que se puede desactivar en función de las condiciones de conducción. El gran número de velocidades y su buen escalonamiento permite seleccionar la marcha óptima para cada situación concreta de conducción, lo que tiene como resultado una mejora del comportamiento dinámico del coche, además de reducir el consumo y los ruidos.

    Una unidad electrónica controla el funcionamiento de la transmisión con un sofisticado programa que utiliza la «lógica cruzada», para adaptar el régimen del cambio de marcha a las condiciones de rodaje en ese momento (subiendo una pendiente, llevando un remolque, etc.) y al estilo de conducción de quien está al volante. Además de los modos automáticos de conducción (económico D y deportivo S), la transmisión permite ser utilizada como un cambio manual secuencial, tipo Tiptronic.

  • Chasis

    Una de las principales virtudes de la gama Octavia es el chasis progresivo, con sistema de suspensión de ajuste variable según las características de la carrocería. El nuevo chasis consigue optimizar la combinación entre el máximo confort y las mejores cualidades dinámicas. A ello también contribuye una dirección con un nuevo sistema de asistencia electromecánica, además de los nuevos ejes.

    Ejes

    El eje delantero consta de la probada suspensión McPherson, con triángulos inferiores y estabilizadora transversal. Con este nuevo montaje del eje se consigue una mayor rigidez transversal y se mejora el tacto de conducción del vehículo en las curvas. Los amortiguadores han sido optimizados para garantizar el máximo confort y el mejor comportamiento. La barra de torsión transversal reduce la tendencia del vehículo a balancear en las curvas.

    El eje trasero multibrazo del nuevo Škoda Octavia Combi ha sido diseñado con un brazo longitudinal y tres transversales. Este sofisticado diseño contribuye a obtener el mejor comportamiento y, a la vez, un elevado confort.

    El eje trasero del Škoda Octavia Combi dispone de un leve efecto direccional, que ayuda a mantener la trayectoria del vehículo. Este efecto direccional se ha conseguido a través de un sofisticado diseño, que tiene en cuenta la cinemática y elastocinemática del eje trasero, así como la carga del vehículo (el efecto direccional del eje se incrementa cuando el vehículo va más cargado). El resultado es una excelente estabilidad direccional, al margen de que vaya el conductor solo o de que el vehículo esté completamente cargado, con pasajeros y equipaje.

    Dirección asistida electromecánica

    La nueva generación del Škoda Octavia Combi utiliza una dirección de cremallera con asistencia electromecánica. El mecanismo está programado para que la asistencia sea menor cuando se incrementa la velocidad, de manera que siempre resulta muy fácil girar el volante para aparcar y, a la vez, el conductor se encuentra muy seguro por sentir el contacto con la carretera a velocidades elevadas. La caja de dirección, con una relación más cerrada, no solamente proporciona una sensación de seguridad, sino que también hace la conducción más agradable. Las ventajas de la dirección asistida electromecánica incluyen una reducción en el consumo de combustible, ya que la ayuda se utiliza sólo cuando es necesaria.

    Sistema de frenos y sistemas electrónicos de chasis

    El sistema de frenos del nuevo Škoda Octavia Combi destaca por su rápido tiempo de respuesta y la fácil distribución de la fuerza de frenado. Esto se debe fundamentalmente al nuevo servofreno de funcionamiento progresivo. Todas las ruedas tienen frenos de disco con pinzas flotantes de un solo pistón. Los discos delanteros son ventilados.

    Todos los Škoda Octavia Combi montan de serie un sistema de frenos antibloqueo (ABS), así como con otras funciones. La versión básica del Škoda Octavia Combi viene con los siguientes sistemas:

    ABS – Sistema de frenos antibloqueo,

    EBV – Sistema de distribución de frenada entre ambos ejes,

    MBA – Asistente mecánico de frenada,

    MSR – Control de carga del motor,

    ASR – Sistema antipatinamiento -esta versión influye solamente en el control del motor y no ayuda a frenar las ruedas que patinan-.

    El Škoda Octavia Combi también dispone del sistema electrónico de estabilidad (ESP) de serie en el acabado Elegance y en la versión 4×4 (opcional en el Trend). Este mecanismo también incluye los siguientes sistemas de ayuda a la conducción:

    ABS – Sistema de frenos antibloqueo,

    EBV – Sistema de distribución de frenada entre ambos ejes,

    HBA – Asistente de frenado hidáulico,

    MSR – Control de carga del motor,

    EDL – Bloqueo electrónico de diferencial,

    ASR – Sistema antipatinamiento.

    El equipamiento opcional del Škoda Octavia incluye el TMP (supervisor de la presión de neumáticos), un sistema que indica la presión de todas las ruedas. El TMP utiliza datos de los sensores de revoluciones del ABS en cada una de las ruedas (si la presión de la rueda cae, su radio cambia, al igual que las revoluciones comparadas con las otras ruedas). Si la presión en una rueda es menor que en las otras, se enciende una luz de aviso indicándolo en el panel de instrumentos.

    Nuevo Škoda Octavia Combi 4×4

    Además del nuevo Octavia Combi, Škoda presenta la alternativa de este modelo de carrocería familiar con tracción integral. El 4×4 continúa con la tradición de Škoda de tener en su gama automóviles con cuatro ruedas motrices. Esto proporciona una excelente combinación de confort, potencia, seguridad y control sobre la dirección del vehículo, incluso en las carreteras en peores condiciones.

    El sofisticado diseño del sistema de tracción 4×4 no resta capacidad al maletero, que tiene un excepcional volumen de 580 litros, con la posibilidad de incrementarse hasta los 1.620 si abatimos los asientos traseros.

    El diseño del chasis es el mismo que en el resto de la gama Octavia. El eje delantero tiene la clásica columna McPherson y el trasero dispone de una suspensión multibrazo, gracias a lo cual, y en combinación con el sistema de tracción integral, se consigue una gran seguridad activa y un excelente confort de conducción.

    El diferencial trasero utiliza una solución similar a la del modelo anterior, con un embrague multidiscos Haldex controlado electrónicamente. Este eficaz y ampliamente probado concepto, permite conectar la tracción al eje trasero de manera rápida y fiable, siempre que sea necesario. Otra ventaja del modelo 4×4 es el incremento en la capacidad del depósito de combustible, que pasa a tener 60 litros.

  • Noticias relacionadas

    ŠKODA OCTAVIA: el nacimiento de un superventas
    HISTORIA

    ŠKODA OCTAVIA: el nacimiento de un superventas

    30. 03. 20
    Victoria doble para ŠKODA en los premios
    HISTORIA

    Victoria doble para ŠKODA en los premios "Best Cars 2018"

    26. 01. 18
    ŠKODA OCTAVIA COMBI R-Line, deportividad y carácter a un precio competitivo
    HISTORIA